Ciudad, Política

Garciarena todo terreno; de overoll por los barrios

El Concejal Diego Garciarena mantuvo una reunión con más de 50 vecinos del Barrio San Martín, quienes expresaron su preocupación por diversos problemas que sufren a diario. Por su parte, el doctor Garciarena se comprometió a trabajar fuertemente con ellos en la búsqueda de soluciones a sus reclamos.

La plaza del Barrio San Martín fue el lugar elegido para la distendida pero comprometida reunión que mantuvo el Concejal Garciarena junto a vecinos de esa zona que se acercaron a conversar con él. Precisamente, el lugar de la reunión fue uno de los temas que se tocaron.

Según explicaron los vecinos, es preocupante la falta de mantenimiento y de iluminación de la plaza. Además, la carencia de equipamientos, tales como juegos, arenero, entre otros, lleva a que la plaza no sea un lugar óptimo para el desarrollo de los más chicos.

Otro eje fundamental de las problemáticas del barrio fue el grave conflicto que mantiene ese nutrido grupo de vecinos con las autoridades de la Sociedad de Fomento, quienes no permiten la afiliación de aquellos vecinos que los cuestionan. En este sentido, se explicó que lo que sucede es que “se eligen los hijos de los vecinos ‘amigos’” para participar de diversas actividades como el Programa “Nadar en Familia”, y las visitas a circos, museos, bibliotecas y parques. Respecto a este tema, Garciarena dijo que ese es “un gravísimo ataque a las condiciones democráticas que deben tener las Sociedades de Fomento” y se comprometió a tomar cartas en el asunto para que el tema tome la trascendencia suficiente para que esta situación no suceda más, y que todos los vecinos puedan formar parte de la Sociedad de Fomento.

Finalmente, el tercer tema central que se tuvo en cuenta ante la presencia del Concejal Garciarena fue la difícil situación en torno a la salita de salud del barrio. La misma es la única cercana para los vecinos, pero ésta funciona en forma “privada” en la sede de la Sociedad de Fomento y se cobra $15 por consulta y no hay turnos suficientes para satisfacer la demanda de los vecinos.

Es por esto, que quienes no logran ser atendidos allí deben dirigirse a la Salita N°4 de Coelho de Meirelhes, o a la Salita de Guanahani, ambas muy alejadas del barrio.

Garciarena se despidió de la plaza del barrio, pero antes se encargó personalmente de confeccionar citas para volver a reunirse periódicamente con los vecinos, y así trabajar en conjunto en la resolución de las problemáticas que preocupan a los vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*