Deportes, Política

Fútbol Para Todos: Farsa, Ineptitud y Vergüenza Nacional

 La Jefatura de Gabinete le asignó para el próximo año una partida de 1.410 millones al programa Fútbol para Todos. Así, televisar los torneos de Primera División y el Nacional B costará 3,86 millones de pesos por día durante todo el 2014.

nefastos entregando futbol para todos

                        Los hacedores de la farsa llamada Fútbol para todos 

La historieta comenzó el 11 de agosto de 2009, cuando la presidente Cristina Fernández en el predio de Ezeiza (AFA), rubricó el vínculo entre el gobierno y la entidad que preside Julio Grondona, que rescindió de manera unilateral su contrato con las compañías TSC y Trisa, propiedad del Grupo Clarín y de Torneos y Competencias.

Dicho apropio de poder le costará al país unos 2280 millones de pesos, que obviamente pagaremos con subas de impuestos, inflación desmedida, entre otros menesteres.

¿De donde salió semejante número? Las sociedades del Grupo le iniciaron un juicio multimillonario al estado por no haber cumplido con el contrato que les adjudicaba hasta el 2014 la emisión del fútbol.

De ahí en más el gasto innecesario de divisas fue más que alarmante. En el país donde todo se “ata con alambre” y “la basura se deposita debajo de la alfombra”, era de esperar que el producto que venían a ofrecer “no era un sueño”, sino un verdadero “atentado contra la moral y la psiquis del telespectador”.

Pero claro esto también forma parte de la “Década Ganada”.  ¿Por que? El programa Fútbol Para Todos (FPT), es el resquicio que la jefatura de turno utiliza para llevar adelante sus maniobras publicitarias.

En 2010 el gobierno nacional se convirtió en el principal anunciante del país. Gastó aproximadamente 278,6 millones de dólares, y las cifras ascendieron marcadamente respecto al año anterior en parte al número de anuncios mostrados durante dicho programa.

El producto final: Fútbol Para Todos

Después del atraco por parte del gobierno en complicidad con la entidad madre del fútbol argentino (AFA), el deporte que enloquece a la mayoría de los espectadores en el mundo y sobre todo a los habitantes de nuestro bendito país, deberán conformarse con la necedad en estado puro.

Comentado hasta el hartazgo las transmisiones de la televisión pública son sencillamente imposibles de soportar. Y las mediciones no mienten, ellas son el dato empírico de esta exposición.

Parecería ser que si no es River o Boca lo demás no existe. Solo estos dos elencos le brindan un raiting coherente al canal compitiendo con señales de mayor amplitud.

¿Por qué? Los espectadores se hartaron de la bajada de línea constante en medio de un partido. De la mezquindad futbolística de los relatores y comentaristas.

Demuestran que no entienden lo que ven. Son incapaces para deducir situaciones relacionadas con el juego mismo. Actores y actrices, únicamente de reparto, ya que aportan solo un ruido molesto frente al micrófono como si fuesen un insecto cargoso que nos hostiga con ansias de quedarse con un poco de nuestra sangre.

 1

Hay amor. El uruguayo y Vivi.

Viviana Vila. La “Favorita” de Víctor Hugo Morales, que solo por acomodo podría estar ocupando un lugar de comentarista en primera división. “River juega con doble línea de cinco”. “Este partido tiene mucho cariño”. “Esa infracción no fue falta”. Definitivamente se equivocó de canal ya que tendría que formar parte del elenco de “Los unos y los otros”, con Andrea Politti.

Otro de los casos emblemáticos es el de Javier Vicente. Un ferviente peronista que sin dudas se equivocó de profesión. En pleno relato deportivo enuncia frases por demás hirientes contra funcionarios opositores al gobierno de turno. “Fútbol Para Todos gracias a Néstor y Cristina por devolvernos el autoestima. El sol del 7D viene asomando, ningún caceroludo oligárquico podrá evitarlo”.

¿Será esta la única manera que este seudo periodista posee para persistir en el cargo hasta el final de la vida K?

”¡Otro superclásico para Todos! Para la desgracia de los profetas del odio, para la alegría del flaco Néstor y del pueblo argentino ¡NUNCA MENOS!”

Se dará cuenta este peripatético personaje que con esas apostillas incongruentes del otro lado de la pantalla hay cientos de seguidores que lo maldicen.

”Futbol Para Todos predicando el modelo y la soberanía energética argentina…YPF para Todos”.

Tendrá una idea vaga este muchacho de barriga pronunciada y cara difícil, que nuestro país tiene que importar la energía en el orden de mil millones de dólares por mes, porque perdió el autoabastecimiento que logró en la década del 90`.

316597_10150379034114456_820354455_8155499_1695189255_n

Javier Vicente: El empleado del mes.

Repeticiones por doquier, en el momento menos oportuno, avalan la ira del televidente, a punto tal que dan ganas de hacerles entender que es un simple partido de fútbol no “El Origen y la Evolución del Universo”.

El inconcebible y tan afamado “zócalo publicitario”, que aparece ocupando la mitad de la pantalla siempre en un momento importante del encuentro. ¿El director se recibió? ¿O le quedó previa sentido común?

Periodísticamente incorrecto. Con apreciaciones fueras de lugar, y en reiteradas oportunidades utilizando conceptos errados que ni siquiera los certifica el hecho de portar un título y trabajar en un medio.

Contínuas equivocaciones de apellidos, algunos de reconocida trayectoria no solo del orden local sino también internacional.

Canal_7_Futbol_para_todos

          Inseparables: ¿Los peores periodistas deportivos de la historia?

 Uno de los apuntados en este rubro es el septuagenario Julio Ricardo. Con locuciones celebres. “Con la 10 en la espalda Juan Ramón Riquelme”. “En centro atacante riverplatense, Teo Rodríguez”.

“El 3 a 0 es contundente para Olimpia frente a Boca”, era nada menos que Olimpo de Bahía Blanca. “Una vez más desbordó el buen lateral Clemente Rodríguez (hace 6 meses que juega en el fútbol de Brasil), el jugador en cuestión era Ribair Rodríguez, y no es lateral.

Es llamativo como alguien puede pifiar de manera tan grosera y que nadie los corrija. Ni hablar de las repeticiones de las jugadas. Las observa en el monitor de la cabina y no razona lo que sucede. ¿No se dan cuenta que del otro lado sí vemos lo que pasó?

Otro de los protagonistas de lujo con el que cuenta canal 7, es el bonachón Alejandro Apo. Otro de los reyes en materia de furcios. Confundió a Garnier con Damonte en Quilmes, solo por el pelo platinado, lo que sucede es que Damonte juega en Estudiantes de La Plata.

Ni hablar cuando manifiesta comentarios imposibles de entender. San Martín de San Juan le ganaba a Boca nada menos que 6 a 1 y en el minuto 33 del segundo tiempo el comentarista esbozó esta perla: “me parece que el partido esta definido”.  

A veces uno intenta comprender que no están en su día o que tienen problemas como todo ser humano pero… ¿En que estaría pensando el señor de vos ronca y barba tupida?

Debido al avance tecnológico, determinado público cuenta con un sistema más sofisticado como HD (High Definition), y se rehúsa a escuchar las narraciones de los intérpretes del estado. Prefiere la radio. No solo por su dinamismo sino también porque los transporta a otra dimensión. De eso se trata, de jugar con el arte del relato, de ser la voz de lo que pasa y nos imaginamos. De comentar lo que sucedió.

gargamel_araujo_v2    Las redes sociales hacen su trabajo. Con ustedes… “Gargamel Araujo”

No de discutir si el tiempo es recuperado o agregado.

¿Cómo se recupera el tiempo?

El creador de esta acotación estúpida e inexistente, es justamente Lázaro Silbermán, conocido como Marcelo Araujo, Director periodístico y afamado relator del Fútbol para Todos. Ex menemista y duhaldista, devenido a Kirchnerista empedernido. Es sin lugar a dudas lo peor del ciclo. En estos momentos se podría comparar con la nefasta imagen que genera el vicepresidente Boudou.

Las redes sociales, para colmo de males, destrozan al mandamás de Fútbol para Todos. Con caricaturas, algunos dicen que es la reencarnación de “Gargamel”, aquel brujo villano de la serie animada: Los Pitufos.

Solo relata los partidos de real importancia. Y cada vez lo hace peor. Los baches son descomunales, y su presencia en los entretiempos hace pensar que detrás de esa cara existe un tipo oscuro y sin vida.

Desconoce completamente a los verdaderos protagonistas, que son los jugadores, no él y sus ironías carentes de concepto.

Al jugador “Cuqui” Silvera” de Independiente, durante todo el cotejo lo bautizó como “Cuqui” Silvani”, ex jugador de River Plate que abandonó el deporte hace tiempo.   

Apreciaciones fuera de lugar y tiempo: “¿sabes que pasa Pacini? (por el comentarista), vos tenés problemas con los espíritus, que vas a festejar Halowey”, agregó el senil relator de los domingos.

Se habrá confundido Halloween con Hallowey porque ahora es Nacional y Popular, y por eso desconoce el idioma inglés.

El último domingo en plena emisión del clásico entre San Lorenzo y Boca un mastín lo fue a visitar a la cabina. ¿Será producto de la casualidad? ¿O realmente “El Barba” desde arriba lo calificó como tal al funesto relator?

araujo

Zilbermán, Araujo… ¿Gargamel?

Se han convertido en el hazme reír del mundo deportivo. Francamente ¡se les cagan de risa! Por lo que son. Por lo que exponen. Por su falta de autocrítica. Por lo que representan frente a una cámara.

Debería darles vergüenza. Tomaron casi por asalto el lugar que próceres del periodismo alguna vez ocuparon. Fioravanti, Juvenal, Panno, Panzeri, Ardizzone, García Blanco, Macaya Márquez, entre otros.

Ustedes representan el desecho tóxico de la Argentina oportunista. De la fatídica “Década Desperdiciada”, donde ni siquiera el más benévolo de los medios los podría contratar.

Solo forman parte de una farsa. Que semana tras semana evade y encubre las maniobras de un gobierno corrupto e intolerante, que intenta como puede dar su última brazada para llegar a la costa y así poder respirar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Excelente nota

  2. Gracias Maestro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*