Política

Fragata: en el acto K, Scioli mandó sacar bandera de la reserva natural del puerto

“Scioli salvá la reserva del puerto”, rezaba el cartel de la agrupación Greenpeace; el personal de seguridad lo retiró del acto kirchnerista por el regreso de la Fragata

Cuando Natalia Paratore, una de las locutoras oficiales de la Casa Rosada, presentaba a Cristina Kirchner como “la presidenta de los 40 millones de argentinos”, una pancarta de color amarillo emergió entre los militantes kirchneristas que se alistaban para escuchar el  discurso presidencial en el acto por el regreso de la Fragata Libertad, que se realizó ayer en Mar del Plata.

“Scioli salvá la reserva del puerto”, rezaba el cartel de la agrupación Greenpeace.

En ese momento, al menos cuatro encargados de la seguridad del espectáculo, que montó el Kirchnerismo para la recepción del buque de la Armada, se abalanzaron sobre el manifestante. Después de los forcejeos lo retiraron de la primera fila. Según se puede ver en las imágenes que se transmitieron por cadena nacional, el hombre, vestido con una camisa blanca, lanzó varios gritos al centro del escenario, donde la Presidenta aguardaba para subir al atril, publicó en su edición de hoy el diario La Nación.

EL CASO

La denuncia apunta a un “pacto de amistad y connivencia política” entre el gobernador Daniel Scioli y el presidente del Club Atlético Aldosivi, José Moscuzza, que habría permitido la explotación de una “reserva natural” para realizar un campo deportivo “que atenta contra la flora y la fauna del lugar”.

Según Pedro Figueroa, uno de los activistas de la organización, “la zona sirve de descanso para aves migratorias, que viajan desde el hemisferio norte hasta Tierra del Fuego, y también es el reposo de más de la mitad de los mamíferos del lugar”.

A fines del 2010 se aprobó por ley provincial la concesión del predio de siete hectáreas cercano al puerto de la ciudad. Antiguamente era un terreno de YPF abandonado. La concesión fue de uso gratuito durante treinta años. Inmediatamente comenzaron las obras para un campo deportivo.

La idea original era la construcción de un nuevo Estadio, pero, según afirmaron fuentes del club a La Nación, se encuentra a la espera de que se apruebe el proyecto en la legislatura provincial para comenzar con las obras, que ya están diseñadas y planificadas.

 

 

Actualmente se alineó el terreno, se rellenó parte de una laguna y se instalaron canchas de futbol en donde entrenan las inferiores del club. Greenpeace denuncia que Aldosivi “excede las siete hectáreas”, y que las obras “no respetan a la flora y la fauna del lugar”.

“Rellenan con tierra y con escombro la laguna continental de la reserva” denuncia Figueroa, que anoche estuvo presente en el retorno de la Fragata Libertad, y colgó junto a otros activistas de la ONG un cartel de 20 metros de largo con la leyenda: “Scioli, salvá la reserva el puerto”.

CAMPAÑA AMBIENTALISTA

El objetivo de la campaña ambientalista es que la reserva sea declarada “reserva provincial”. Pero existe una discusión con respecto a la jurisdicción del lugar, porque es municipal pero como se encuentra cerca de la costa también es territorio provincial. “Usaron esto para irse pasando la pelota”, denuncia Walter Jofré y David Collado, otros de los activistas presentes en el acto de ayer.

La senadora María Cristina De Rado, del FPV, presentó un proyecto de Ley para la declaración de la reserva provincial, “Pero es el mismo Sciolismo el que no quiere avanzar” denuncia Figueroa, “y por eso apuntamos contra el gobernador Scioli en el acto por la Fragata”, comenta.

“Queremos que el club se quede en el predio pero que desarrollen actividades que no impacten contra la naturaleza”, comenta Figueroa.

LA PALABRA DEL CLUB

El Club Atlético Aldosivi prefiere “no hablar sobre el tema y dejar que lo maneje la justicia”. De todos modos, una fuente allegada aseguró a LA NACION que, en realidad, las obras que se están llevando a cabo en el lugar “crean nuevos espacios de recreación y contención social” para la ciudad.

“Con sólo ver las diferencias entre el antes y el después, se puede notar lo que está haciendo el club. Cualquier persona del puerto sabe que era temerario pasar por ahí. Y ahora se convirtió en un lugar digno de nuestra ciudad”.

Además, dicen que “si realmente existiera un pacto político” entre el gobernador de Buenos Aires y el presidente del Club, “ya hubieran aprobado hace tiempo el proyecto para la construcción del nuevo estadio que aún espera en la legislatura”.

Además, la fuente aseguró: “El tema de si es una reserva o no, se está debatiendo en el Concejo Deliberante de Mar del Plata”.

Un vecino del lugar afirmó a este diario que “el fútbol marplatense necesita un nuevo estadio y ‘El Tiburón’ [por el club Aldosivi], volver a jugar en el puerto. Pero por ahora no se va a construir nada lamentablemente”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*