Deportes

Flor luego del histórico triunfo de Quilmes: “Fue algo loco e impensado”

Pasar la noche sin pegar un ojo, con la adrenalina todavía al palo en el viaje de regreso a Mar del Plata, era lo mínimo que le iba a pasar a Eric Flor después de una jornada mágica en el mítico Héctor Etchart. Si todos están hablando del Quilmes de los milagros, finalista de la Conferencia Sur ante San Lorenzo (la serie empieza el lunes), en gran parte es por lo que generó este escolta de 24 años, elegido como el jugador de mayor progreso de la 2016/17 en la que es, apenas, su segunda temporada en la Liga. Su talento, personalidad y determinación lo tienen en un estado de gracia total. En el juego 4 ante Ferro había forzado el 5º con 41 puntos; y en la noche del miércoles liquidó ese choque con 46 tantos en un partido memorable, que tuvo dos suplementarios y terminó con fiesta Cervecera en Caballito. Eric analiza todo con Olé.

-¿Podés describir lo que se vivió?

-Fue una locura. Ellos hicieron un gran partido y hasta por momentos nos dominaron, sobre todo en la primera mitad. Pero la verdad es que es increíble cómo encontramos siempre la manera de salir adelante ante los problemas que teníamos en el partido, ya sea la acumulación de faltas, el ir seis o siete puntos atrás en momentos críticos de los cierres de cuartos. Fue un partido muy loco, pero merecimos ganarlo.

-¿Qué hace que se potencien tanto cuando parecen perdidos o nadie los cuenta en los papeles? 

-La verdad es que es una temporada soñada por todos. Los objetivos eran otros cuando nos armamos, ni hablar que el club casi no participa de la Liga. Pero cuando quedaban diez fechas pudimos dejar de mirar hacia abajo y veíamos que estábamos cerca de entrar a playoffs, nos propusimos hacerlo, cambió la mente a una completamente ganadora y dimos un click tremendo. Llegamos a playoffs con mucha ilusión y siempre salimos adelante. Eso es lo que más orgulloso me pone.

-¿Qué les hizo dar el click que decís?

-Tuvimos una charla, pero nada fuera de lo normal. La realidad es que Javi (Bianchelli, el DT) supo llevarnos a todos y hacernos entender que era el momento de ir por todo. Llegaron buenos resultados y confiamos en ese envión.

-Más allá de la confianza en sí mismo, si al inicio del año alguien les decía que iban a estar entre los mejores cuatro del torneo, quizá le decían que estaba loco, ¿no?

-Obvio. No sólo que no era el objetivo, sino que no lo pensaba nadie. Creo que ni el más optimista te iba a decir que sí. Pero bueno, los partidos hay que jugarlos y estamos donde estamos porque lo merecemos.

-¿Qué los distingue?

-Todos ponemos al equipo por delante. Entendemos que tirando para el mismo lado, tenemos un punto fuerte. En los momentos en que nos sentimos sueltos y disfrutando, nuestra ofensiva es hermosa y la pasamos muy bien. Y eso nos lleva a defender mejor, fue siempre la base.

-Pasando a lo individual. ¿Se puede explicar lo que están siendo tus playoffs y, sobre todo, lo que fueron estos últimos dos partidos?

-Es difícil. Ni yo me lo esperaba, esto fue algo impensado y loco. Pero se dio así. Lo importante es la satisfacción de saber que pude ayudar al equipo a ganar, y que estamos en la final de Conferencia.

-¿Cuánto hay de confianza y cuánto de inconsciencia para este nivel?

-Hay de las dos cosas, pero sobre todo confianza a mil, porque no me cuesta confiar en mí y porque el cuerpo técnico y mis compañeros me apoyan como nunca me había pasado en mi vida. Es fundamental.

-Llegaste a Quilmes para tener minutos y demostrar, y lo cumpliste. ¿Qué demostraste y qué te demostraste?

-No sé qué demostré, no puedo decirlo yo. Lo que me demostré es que estoy orgulloso. Esto era un desafío y no fue fácil. Era alejarme una vez más de mi casa, intentar y luchar por algo mejor desde lo personal. Y la manera en que este equipo está luchando y consiguiendo cosas es tremenda. Hoy puedo hacer 46 puntos y que me llamen para hacer una nota, y más vale que me alegra. Pero pasa por lo que logramos con el equipo. Si no tuviéramos este equipo, ni siquiera estaríamos en playoffs.

-Se viene San Lorenzo, el 1 de la 16/17. ¿Cómo imaginás la serie? ¿Tiene algo de especial por tu pasado allí?

-Sabemos que será un rival durísimo y que no le ganamos en la temporada, pero hay que jugar y confiamos en lo nuestro. Puede ser una serie especial, pero no porque tenga que demostrar algo. Era mi primer año en la Liga, en un plantel de grandes nombres y fue lógico que no tuviera tantos minutos. La pasé muy bien, así que voy a disfrutar muchísimo esta final.

Olé

Los comentarios están cerrados.