Destacado, Política, Portada

Ferro se va la B, Pulti desespera y ya le echan la culpa a Cristina

 

ferro

 

No son los días más fáciles para el doctor Alejandro Ferro. El secretario de Salud ha comenzado a sufrir los rigores de la campaña política de manera impiadosa. Los devotos del intendente, han comenzado a observar como el médico de la Base Naval durante el Proceso de Reorganización Nacional, no transmite nada al electorado y su poder de seducción está en terapia intensiva.

A su habitual maltrato a funcionarios de su elenco político (que bien valdría la pena la intervención de la OMUDI a cargo de Agustina Palacios) Pulti le ha agregado un exasperante grado de agresión verbal, que por ahora no ha tomado otra trascendencia. Y no es para menos debido a que acuerdos implícitos, explícitos y espontáneos (que trataremos aparte) del doctor Fernando Arroyo ya colocan a Ferro en tercer lugar, con dos o tres concejales de los 8 que renueva Acción Marplatense.

 “En todos lados donde voy me dicen que el problema no soy yo sino que es Cristina”, dice el atribulado profesional como todo justificativo. Pero lo llamativo es que el propio Pulti está convencido que es así. Lo experimentó en carne propia en todas las oportunidades donde el oficialismo ha hocicado a la hora de someterse a los votos. Curiosamente Pulti presentó a Ferro como el gran emergente de un nuevo liderazgo político en la ciudad, en la noche del 11 de agosto.

Para el intendente una Cristina en franco deterioro en su imagen, nada que ver con la “Cristina Eterna”, ya causó problemas en oportunidad de la consulta popular por la policía municipal. Esa consulta popular ya arrojaba en resultado negativo para el oficialismo, y como toda respuesta puertas adentro de la municipalidad, brotaba el pronunciado declive del otrora exitoso 54 %.

Pulti, por ejemplo, ya no la nombra en sus discursos y evita hacerlo en cada ocasión que puede. Ya se acabaron los gestos y las señales hacia la presidenta. Aunque se lo vio entre los aplaudidores y cortejantes de Martín Insaurralde, cuando al intendente marplatense lo ubicaron en segunda fila detrás del candidato a diputado nacional. Pulti aplaudía muy cerca de Abal Medina, en esta etapa de sostener a un candidato al que parecen haberlo dejado solo.

Tampoco está reparado el lesionado tejido político que en su momento confeccionaron junto a Daniel Scioli, hay cuentas por saldar en ese vínculo donde siempre existieron reproches, que ganaron mayor trascendencia en los días previos al lanzamiento de Sergio Massa. Luego ambos se encontraron atrapados en el mismo redil.

 

2 Comentarios

  1. Que grande Pulti te seguís enterrando solo no pegas una lo peor de todo es que estas enterrando a MAR DEL PLATA la estas destruyendo caradura.

  2. El dr.alejandro ferro era oficial médico en la base naval de mar del plata año 1980 siempre venia ala casa seguros ruta c.uniforme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*