Ciudad

Exigen que se intime a Multicanal a enterrar su cableado aéreo

El concejal de la UCR Fernando Rizzi pidió hoy que el Ejecutivo “intime” a la empresa de televisión por cable Multicanal a que entierre su cableado aéreo, situación que se viene postergando desde 2004 o de lo contrario se iniciaría una acción contra el intendente Gustavo Pulti por “incumplimiento de deberes de funcionario público”.

En 2004 se prorrogó por primera vez hasta el 31 de marzo de 2007 el plazo para que la prestadora del servicio de televisión por cable pase su tendido aéreo bajo tierra, adecuándose al reglamente general para el uso del espacio aéreo y subterráneo del Partido de General Pueyrredón. Sin embargo, recién en diciembre de 2008 se presentó un proyecto de ordenanza impulsando conceder un nuevo plazo hasta diciembre de 2015.

Allí, además, se establece un convenio entre las partes por medio del cual Multicanal se compromete, a cambio y como compensación, con una serie de contraprestaciones como la provisión de servicio de Internet y cable para distintos inmuebles municipales, interconexión de algunos cruces semaforizados, mantenimiento de algunas plazas, entre otros. Pero nada de esto se encuentra realizado.

“Existe ya de arranque una situación de claro privilegio para la empresa toda vez que se le exime a cambio de una serie de contraprestaciones, de convertir sus cableados en subterráneos, y asimismo instalar nuevos postes”, señaló Rizzi. En todo caso, el edil radical indicó que si al menos se renueve el convenio con una propuesta que resulte mucho más conveniente para los intereses públicos, incluyendo una reducción en las tarifas a los usuarios.

Por lo demás, esta situación marca diferencias con nuevas empresas que se quieran instalar en la ciudad “porque correrán con la obligación de soterramiento obligatorio y la imposibilidad de utilizar las columnas de alumbrado, desalentando de esa forma la sana competencia de nuevos prestadores” manifestó el concejal.

De todas maneras, el expediente que proyectaba una prórroga hasta 2015 apenas recibió en siete meses el tratamiento de una sola comisión, a las cuales tiene giro para su estudio y en la misma no fue acompañado por tres bloques de concejales, no habiendo existido posteriormente en la Comisión de Legislación consenso para su aprobación, explicó Rizzi.

Ante esta situación, por el modo en que fue planteado y remitido al Concejo Deliberante, el mismo no ha reunido las voluntades mínimas para ser aprobado. Además, el hombre de la oposición señaló que no existe un cálculo serio de cuánto significaría en términos económicos el dinero que debería invertir la empresa para el soterramiento de cableado, como tampoco se establece la proporción entre la compensación que la empresa propone y estos costos que ahorra.

Los comentarios están cerrados.