Destacado

Exclusivo: la reunión del jefe Departamental con sus subordinados acuartelados

elnorte5081f969bdaa4_10-ibanez2El lugar elegido para la concentración frente a la Comisaría Primera. De allí provino el reclamo de la presencia en el lugar, del jefe Departamental comisario mayor Darío Ibañez. El jefe Departamental se presentó como uno más de su propia tropa y con sus mismos problemas. Fue comprensivo con la actitud tomada y respondió de una manera positiva a la demanda.

El encuentro se celebró en el despacho del jefe de la Comisaría Primera, y del mismo participaron alrededor de 20 efectivos de quienes se encontraban frente a la dependencia, y de tanto en tanto, hacían sentir el ulular de sus sirenas, para profundizar su descontento al cumplirse 48 horas de su medida de fuerza, frente al desplante y pésima atención que reciben desde la gobernación de Daniel Scioli.

La palabra dignidad no estuvo ausente y fue una constante apelación, a la que tuvieron que recurrir para expresar su indignación ante el poder político. Decían que lo hacían por sus hijos, por sus mujeres, por sus madres, que ya no daban más ante las afrentas recibidas. Un teniente con 24 años de servicio exhibió su recibo de sueldos con $ 1.700.- de básico, pero el mismo Ibañez fue más allá “El mío es de $ 2.200.- “, con lo cual admitió que estaba en la misma sintonía.

“Vinimos por esto y acá nos vamos a quedar, hasta que nos den lo que pedimos” dijo uno de los representantes de los bomberos, hasta: “Que no vengan desde La Plata con todos los papeles firmados, no se abandonará esta lucha”. Ya no alcanza con los adicionales y las horas CORES, cómo vamos a hacer, es más hambre, porque vamos a ir a cubrir los adicionales en los Bancos por $ 20.-“, decían los que tomaban la palabra, dirigiéndose al comisario mayor Ibañez, quien cuando se dirigió a sus camaradas dejó expresamente acentuada su solidaridad hacia la posición que habían adoptado.

En el medio de la reunión ingresó una llamada al teléfono celular de Darío Ibañez. Era nada menos que el comisario general Osvaldo Norberto Castelli, quien requería la última información sobre lo que acontecía en nuestra ciudad. Castelli, junto a Matzkin, comenzaban a tomar conocimiento que en Mar del Plata, el panorama que les esperaba era el mismo que había vivido en La Plata, donde ya habían experimentado el rechazo de los policías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*