Política

Exaltaron figura de San Martín

Entre ellas, se encontraban las primarias provinciales Nº 19, 27, 25, y 10; las secundarias provinciales 3 y 35, las primarias municipales 112 y 108.  

En la conmemoración, además, estuvieron el secretario de Gobierno, Ariel Ciano, el secretario y la subsecretaria de Educación, Néstor Lofrano y Mónica Rodríguez Sammartino, el secretario ye subsecretario de Salud, Alejandro Ferro y Alejandro Cristaldi, el presidente del ENOSUR, Manuel Regidor, la vicepresidenta del EMTUR, Valeria Méndez, el titular del Concejo Deliberante Marcelo Artime, docentes y directivos de escuelas que acompañaron a los niños y representantes de fuerzas armadas y de seguridad.  

En este marco, el jefe comunal manifestó que “la figura entrañable del general don José de San Martín atraviesa los siglos. No solamente en esta forma rampante que es la de su vida, su caballo cruzando la cordillera con un fin libertario que adquirió fama y relevancia mundial en el campo político, militar, estratégico, en definitiva en la historia, si no que también atraviesa el tiempo y las épocas lo que ha sido una figura profundamente emparentada con la austeridad”.

“Porque tuvo, en su propio tiempo y en su época a pesar de que después los desencuentros fueron mayores, un reconocimiento importante y tuvo cuotas de poder trascendentes y la oportunidad de beneficiarse con lo público. Sin embargo, la figura de San Martín no está ligada de ningún modo a la búsqueda de un beneficio propio cuando tuvo la oportunidad de tomar decisiones en lo público”, dijo.

En la misma línea, afirmó que “por el contrario, ese hombre ejemplar pero no único, ni exclusivo de un momento si no que también se ha reproducido en otros tiempos, fue un hombre de nuestro país capaz de un brillo intelectual, militar, de triunfos políticos que le otorgaron un lugar de predicamento y preponderancia que no fueron usados en su propio beneficio”.

 

“Otro aspecto, era una rectitud moral que no levantaba la voz en su propio elogio. Sus principios éticos fueron constatados no tanto por la resonancia de un discurso como por la consecuente sumatoria de actitudes a lo largo de toda una vida”, indicó.

En ese sentido, el intendente recordó que “una figura ya reconocida en el campo militar europeo tenía que tomar la decisión de venir a nuestras tierras, aunque estas fueran suyas también, a desafiar y acometer los emprendimientos más inciertos mientras que podía ser que en España y en el ámbito de la monarquía tuviera las posibilidades de un reconocimiento, una vida con gloria, respaldada por la capacidad política de un imperio. Había que cambiar eso para venir aquí, a estas tierras a organizar unas fuerzas, un ejército que tenían un cometido que era indeterminable en ese tiempo porque se trataba de resolver los problemas de dependencia de un continente”.

“Un hombre con un destino asegurado en unas tierras, toma la decisión de emprender esfuerzos a través de un continente que en aquel tiempo, como en éste, estaba lleno de diferencias, de intereses, de conflictos, de dificultades. No es que todos acá estaban esperando y dijeron qué suerte ha venido San Martín, reconozcámoslo, aquí está el héroe que vamos a necesitar y nos llevará al triunfo si no que venía a un lugar incierto con contradicciones y dificultades, se venía a entender con la materia humana que es siempre la misma”, aseguró.

“La dimensión de un prócer tiene la posibilidad de reproducirse en la dimensión cotidiana de nuestros días”

Por otra parte, Gustavo Pulti expresó que “también hay una dimensión de padre del general Don José de San Martín que es muy interesante y no fue abandonada en ningún momento, lo que constituye parte de su ejemplaridad. No podía decirle a su hija mira yo soy un héroe así que no me voy a poder ocupar esta tarde de tu enseñanza, ni de tu formación, estoy trabajando para la historia. No fue así la figura de San Martín, también trabajó para su hija, entregó los pensamientos, los principios, las vocaciones de un buen padre”.

Luego, afirmó que “de todas las personalidades de nuestra historia, San Martín es la más reconocida. Si bien no tiene todo el reconocimiento y el conocimiento que merece, su figura es la más conocida y reconocida. Aún así, la figura de una dimensión histórica extraordinaria que tuvo estas y muchas otras virtudes, es una figura homenajeada celebrada en parques, en calles de toda la Argentina y América con monumentos, sitiales, esculturas y, paradójicamente, todavía algunos aspectos de su ejemplaridad no logramos poder traducirlos a lo cotidiano”.

“Tenemos una manera de entender que la dimensión de un prócer tiene la posibilidad de reproducirse en la dimensión cotidiana de nuestros días, de nuestra vida. En cada acto patrio nos cabe la posibilidad de ratificar esto. Todos podemos ser una parte de los que tuvieron grandeza, principios éticos, austeridad, arrojo. Los que decidieron la incertidumbre en lugar de la certeza con tal de luchar por el bien común, todos podemos hacerlo. Tener una buena conciencia sobre el cuidado del interés público, el cuidado de nuestros bienes públicos, aulas, instituciones, nuestra confraternidad, solidaridad, de nuestros entusiasmos y esperanzas que son parte de lo que necesitamos para acometer nosotros las incertidumbres de nuestro tiempo, en unidad, dialogo, confraternidad y la felicidad de saber que nuestro país, como el que más, cuenta no sólo con estas figuras trascendentes si no con las posibilidades cotidianas de una ética del esfuerzo, la construcción, el trabajo y la solidaridad”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*