Arte y Cultura

Estar closer no es tan bueno

Con el recuerdo cercano de la irregular versión cinematográfica, que tenía en Clive Owen a un actor capaz de captar la esencia violenta de los diálogos de Patrick Marber, Closer se proyecta como uno de los textos que ha querido instalar las nuevas formas del contacto humano, teniendo a la Internet como centro. Closer siempre ha brillado más en teatro, para eso fue creada, y ahora llega a Mar del Plata una nueva versión con nuevo elenco.

Raúl Taibo, Emilia Mazer, Fabio Aste y Victoria Onetto es el cuarteto que esta vez vivirá entre enredos y equivocaciones dibujando un mapa de las relaciones sentimentales de esta modernidad. Se presentarán este domingo a las 20 en el Teatro Güemes -Güemes 2955- bajo la dirección de Marcelo Cosentino.

Según su autor, la obra es en esencia una historia de amor y como tal, necesariamente las cosas tienden a salir mal. Es el caso de estas dos parejas que se cruzan entre mensajes cifrados y citas a escondidas. No deja de haber un subtexto perverso, ya que Marber se anima a excavar bajo la superficie de la planicie de la vida en pareja y lo que encuentra, no es oro precisamente.

Con un elenco que habrá que ver, desde el más televisivo Taibo hasta la chica de escándalos Onetto, Closer cuenta a su favor con un texto de esos que son demasiado perfectos y una estructura que sabe aprovechar la puesta en escena. Pero, como decíamos, habrá que ver si esta versión puede capturar la mierda que carcome a cada personaje y que nunca es guardada. Si algo asombra, es la dolorosa honestidad en la que los personajes van cayendo gradualmente.

Los comentarios están cerrados.