Arte y Cultura, Teatro

Esa costumbre de arrancarse la vida

A esta altura puede considerarse un clásico del teatro nacional. Tiene todos los elementos para serlo: ha sido representado por diferentes elencos, posee una larga historia y siempre lo hace con gran éxito. Hablamos de Arráncame la vida, el musical que con Juan Darthes y Cecilia Milone ha vuelto esta temporada a la ciudad: se ve todos los lunes a las 21 en la Sala Piazzolla del Auditórium (Boulevard Marítimo 2280).

Esta producción dirigida por Chico Novarro es un homenaje al amor como expresión artística, pero además un intenso recuerdo de los compositores y poetas que supieron  traducir ese sentimiento, cantándole al corazón con inspiradas palabras y bellas melodías. De ellos, Novarro ha sido un exponente consagrado.

Arráncame la vida está compuesto de tres partes bien identificables: primero, el desencanto y la inexplicable separación; luego, el colorido del show caribeño, con recordados ritmos de los años 50, emparentados con el bolero; y finalmente la soledad ,  el reencuentro, la lucha por el poder, y la desgarradora entrega del final.

La obra fue estrenada a fines de 1991 y en su primera y exitosa etapa sus protagonistas fueron Andrea Tenuta y el propio Chico Novarro. Admirado y recordado desde entonces, el show  marcó una etapa importante en la historia del musical en la Argentina, convirtiéndose en un éxito sin precedentes durante varios años en las distintas ciudades y países del exterior en las que se representó.

En 2010 el musical regresó en simultáneo a Mar del Plata y Buenos Aires con las actuaciones de Juan Darthes, Cecilia Milone y la dirección general de Chico Novarro. Finalmente, Arráncame la vida volvió a ser récord de recaudaciones en Mar del Plata, Buenos Aires, así como en su gira por las principales ciudades de la Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*