Ciudad, Información General

“Es necesario incrementar la cantidad de dársenas de estacionamiento de carga y descarga”

La CAMARA MARPLATENSE DE EMPRESAS COMERCIALES Y DE SERVICIOS le pide al municipio que revise el sistema de multas que sufren los transportes de las empresas. Es que faltan dársenas para carga y descarga en el microcentro y zonas aledañas. En los lugares donde están las dársenas suelen estacionarse vehículos particulares. “La falta de previsión del Estado Municipal se traslada a las empresas”, sostuvieron.

El centro de la ciudad se ha convertido en un espacio difícil para las empresas que brindan servicios de entrega a sus clientes. En las últimas horas, la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios analizó la problemática que afecta a sus asociados y a otras firmas locales, y decidió reclamar a la comuna por una solución al respecto.

Desde CAMECO describieron la situación actual de la siguiente manera: “la ordenanza 11.612 habilitó la posibilidad de operar en carga y descarga las 24 horas en el área considerada como Microcentro y algunos otros sectores comprometidos. A tal efecto, se afectaban los últimos 18 m (luego modificado a 14 m) de la calzada. Esta medida permitió, durante 15 años, el normal funcionamiento del abastecimiento en ese sector de la ciudad. Luego el Municipio instauró el estacionamiento medido en el área mencionada, decisión que consideramos acertada”.

 

Sin embargo, la cámara también marcó que “no obstante, no se tuvo en cuenta que un altísimo porcentaje de los vehículos que anteriormente estacionaban en el Microcentro, lo harían en los sectores aledaños. Actualmente, en el sector comprendido por la avenida Colón, España, Las Heras y Alberti, extendiéndose en algunos sectores puntuales hasta Alvarado, resulta imposible operar en carga y descarga, toda vez que no se ha contemplado afectar los últimos 14 metros de la acera a esta operatoria”.

 

Por eso, los empresarios están preocupados porque -sostienen- “la única forma de cumplir con el compromiso asumido con los clientes es deteniendo el vehículo en doble fila. Caso contrario la zona descripta no podría ser abastecida”. El problema es que “se sanciona a los vehículos detenidos de tal manera, dando traslado a las empresas que tienen que operar en cargas las consecuencias de la imprevisión del Estado Municipal”.

 

Recordaron también que siempre hubo normas -como el caso de la ordenanza 9818- que permitieron el estacionamiento en doble fila para carga y descarga por el tiempo mínimo necesario en caso de falta de espacio para estacionar.

 

Al respecto, el presidente de CAMECO, Juan Antonio Gutiérrez, explicó que “los camiones de reparto de las empresas son infraccionados en repetidas oportunidades por estar en doble fila, pero no se pone reparo en situaciones irregulares en las que vehículos particulares ocupan las dársenas de carga y descarga; o no se habilita nuevas dársenas que han sido reclamadas por los comercios para facilitar la operatoria diaria”.

 

Desde la entidad empresarial observaron que, “en muchas ocasiones, en esa área delimitada por las arterias Colón, España, Las Heras y Alberti, y en ocasiones hasta Alvarado, se depositan vehículos de personas que los dejan durante muchas horas para evitar pagar el estacionamiento medido del centro, perjudicando la actividad comercial que requiere de rotación constante como así también el trabajo de los “fleteros” y personal de entrega de las empresas”.

 

Para CAMECO, existen dos acciones que la comuna podría tomar para resolver este problema en el sector mencionado (Colón, España, Las Heras y Alberti, y en algunos sectores puntuales hasta Alvarado):

 

* ampliar el estacionamiento medido entre las calles España y Las Heras y hacia el sur de la ciudad hasta la calle Alberti; y lo mismo en el área puntual de las calles Córdoba e Hipólito Yrigoyen entre Colón y Alvarado.

 

* dotar a este sector de módulos para carga y descarga en los últimos 14 metros de la calzada.

 

Finalmente, CAMECO solicita al Departamento Ejecutivo la “aplicación de las medidas descriptas y la anulación de las actas de constatación realizadas, toda vez que se han producido por decisiones ajenas a la voluntad empresarial que hacen imposible el normal funcionamiento de las operaciones de carga y descarga, como asimismo se de instrucciones al personal de tránsito de no confeccionar nuevas actas contravencionales hasta tanto no se dé solución a los temas planteados”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*