Jorge Elias Gomez, Opinión, Portada

En un escenario inédito, preparan para Pulti el abrazo del oso

“Pulti no va terminar su segundo mandato” dicen sin hesitar, quienes francamente habitan la vereda opositora, en el Frente Para La Victoria Todo un riesgo para la institucionalidad de la ciudad, que vivió el antecedente de Maryla Trápani, en enero de del ´ 95 cuando subió por el desplazamiento de Mario Russak. Como echando más nafta al fuego, el concejal Carlos Katz  colocó en un comunicado, al intendente como al borde del incumplimiento de los deberes del funcionario público: “No sanciona, no promulga, no decide”. 

La dirigencia política marplatense, observa como el actual gobierno es un cúmulo de desaciertos de gestión, administrativos y económicos, no es dato menor la coincidencia, como tampoco lo es un andar tambaleante de la mayoría de sus áreas, que ratifica esas observaciones.

Pero la realidad, indica algo absolutamente distinto. Pulti se aferró a la reelección, conociendo encuestas por un lado, y por el otro, no tenía opciones, fue circunscripto a los límites de General Pueyrredon. No pudo meter baza en ninguna lista, provincial ni nacional, sólo una presencia simbólica.

Pero como actúa Pulti, como si el 10 de diciembre de 2011 fuera hoy, que continuará manejando la llave de su actual despacho, por ejemplo: toma medidas que comprometen ejercicios futuros. Además circulan nombres de los renovados funcionarios de gabinete 2011 – 2015, más allá del desopilante caso del arquitecto Artime, quien no tiene retorno posible, bajo los techos de Yrigoyen 1627.

Pulti no sufrió lo de Moyano ni lo de Scioli ni lo de las organizaciones sociales ni la de los barones del conurbano. Contra su pronóstico de confianza, por su buena relación con Zanini, no se llevó premio alguno. Pero el intendente marplatense goza de un privilegio irreemplazable, encontró todas las cajas abiertas del Tesoro Nacional, en especial las de Julio De Vido y Alicia Kirchner. Que no manejó bien los recursos, y si bien es cierto que le debe a cada santo una vela,  tampoco es Hebe de Bonafini o los hermanos Schoklender.

Todas les versiones peronistas, radicales, socialistas y aristas lo quieren hacer puré, hay una llamativa unidad de criterios, en ese sentido. Pero el optimismo aumenta cada vez que un oficialismo gana una elección, como por ejemplo anoche el de Macri. Pulti tiene un frente opositor mayúsculo, sin embargo a los empujones, con mucha desprolijidad y hasta con un manejo que raya en la inoperancia, la incapacidad y el desconocimiento, hay un control remoto y una inercia que no lo hace volcar. ¿Por qué? Por qué a la UCR no le quedó macana por hacer y por qué el P.J. (como Movimiento Nacional y Popular) no prendió, no prende ni prenderá en la Ciudad Feliz, según las encuestas que se van consolidando en el orden local.

¿Qué mira Acción Marplatense? Que ha superado al bipartidismo nacional en 2007 y que volverá a hacerlo en 120 días. Pero hay un dilema que no hay que tomarlo con pinzas,  descartarlo sería un caso de torpeza política. Estamos frente a un proceso de internas abiertas y obligatorias a la cual se deberá someter el gobierno municipal. ¿Los resultados? No serán absolutos sino relativos con respecto al 23 de octubre. El 14 de agosto será una referencia, pero la pelea se dará en los dos frentes del P.J.; el del FPV y el duhaldismo, cómo se participará, tiene que ver en el cuánto, y en cómo se distribuya ese total.

El tremendismo del desencanto hacia Pulti es muy grande, en el análisis del microclima y de las mesas de café. Y si es un desastre, no tiene equipos, muchas luces bajas, remienda, se equivoca, pero recibe partidas de dinero que le han permitido superar la instancia de pago de sueldos y aguinaldos en estos días. El transporte público funciona con sus bemoles y la basura se junta pese a alguna rencilla con los camioneros, nada grave. ¿El bloque de Acción Marplatense? Es un cuadro, basta que Artime lo cuelgue o lo descuelgue, pero éste de A.M. no le va a traer problemas, aunque al arquitecto como viene la mano, pone un circo y le crecen los enanos.

¿Cuál es el otro interrogante? Pulti en las legislativas del 2009, debió sumar las listas espejo para sacar siete concejales, y este proceso no será válido en octubre, debe ganar o con la lista de adherente o con la de Acción Marplatense, es decir nones a la suma, y este no es un dato menor.

Pero con el otro ojo se especula, que Acción Marplatense puede ser una ambulancia de heridos del peronismo, que terminen volcando su decisión final hacia la continuidad de Pulti. Del sofocón en la UCR – “denarvaista”, saben que no les llegará un voto. En esta posibilidad, el GEN y los socialistas, aparecen con los brazos abiertos y aseguran que necesitan ambulancias de dos pisos para cargarlos a todos, en ese sector se especula que también pueden cosechar algunos puntos de peronistas decepcionados, en virtud de la coherencia ideológica.  

El intendente una vez más apelará al corte de boletas, su plato preferido en el menú. CFK y Scioli a esta altura son una imposición y una devolución de gentilezas, por aporte que ambos le hicieron a su gobernabilidad. El corte de boletas hunde a Carlos Cheppi, cuya dispendiosa campaña (casi sin antecedentes) presume que terminará con sus oponentes en el espacio kirchnerista de esa contienda particular.

Jorge Elías Gómez

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*