Ciudad, Economía & Empresas

En España se preocupan por la merluza

Pesqueros de Caleta Paula, Mar del Plata o Comodoro Rivadavia, entre otros puertos argentinos, han dejado de pensar en las explosiones sísmicas provocadas en alta mar por petroleras como Repsol YPF o Pan American Energy (PAE) para encontrar una respuesta a la pregunta de por qué no aparece la merluza. Esta carencia de la principal pesquería austral afecta también a los buques gallegos o pertenecientes a sociedades mixtas con capital gallego. Unos y otros tienen ahora a la vista un subsidio anticrisis para la pesca por parte de la PAE, que no reconoce responsabilidad alguna en la mengua del recurso.
Sea como fuere, la merluza escasea en aguas argentinas. En los puertos patagones se reclaman ayudas al Estado porque tampoco encuentran merluza, y aquí es donde nace la ahora convicción de que la culpa no es exclusiva consecuencia de la onda expansiva de las explosiones que las compañías petroleras llevan a cabo en alta mar. Se trabaja en la mar de 10 a 14 días y los pesqueros regresan a puerto con la mitad de la merluza que antes capturaban. Esto ha llevado a pedir la revisión de las vedas establecidas y prestar mucha atención a los resultados de las prospecciones de juveniles de merluza. Es la propia administración argentina, en este caso, la que no logra llevar tranquilidad alguna al sector.

Ahora se realizan todo tipo de conjeturas para explicar tal anómala situación, porque las vedas ahora en vigor son las mismas de 2009 y en este mar se capturó, entonces, merluza sin ningún tipo de inconvenientes ni limitaciones para la protección de juveniles.

Otros repasan los listados de capturas de juveniles y reclaman su protección porque, piensan, la naturaleza pasa factura a la escasa existencia de reproductores. Y sin estos, la pesquería de merluza tiene en aguas argentinas un futuro poco esperanzador aunque se base en una más extensa e intensa veda para la captura.

La repercusión de esta situación está incidiendo, y de qué manera, en la rentabilidad de los barcos gallegos en aguas australes.

No se sabe dónde está la merluza y esto descorazona a los veteranos y crea incertidumbre en los jóvenes.

Fuente: http://www.laopinioncoruna.es/mar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*