Ciudad, Policiales

Empleado municipal no murió al caer de la barquilla; investigan otras causas

De acuerdo a la información recogida por testigos del accidente, la muerte de Hugo Pérez (59 años) empleado municipal del Departamento de Alumbrado Público, no se debió a una caída de la barquilla (canasto) del hidroelevador, sino que sufrió una descarga eléctrica o una indisposición cardíaca.

El diario La Capital en su edición de hoy publica que “cayó y golpeó contra el pavimento”, cuando en realidad Pérez fue auxiliado por sus compañeros, cuando se encontraba con medio cuerpo dentro de la barquilla, no habiéndose caído de la misma, descartándose en consecuencia un golpe como causante de la muerte.

El cuerpo de Pérez fue entregado a sus familiares para su velatorio hoy a las 15.00, debido a la autopsia que se le practicó y ordenó el fiscal Eduardo Amavet de la unidad temática Delitos Culposos, en la causa que fue caratulada “averiguación causales de muerte”.
Pérez había ingresado a la Municipalidad, proveniente de la empresa CAPSE, cuando la misma dejó de prestar servicios como contratista de la MGP, en el mantenimiento del alumbrado público.

Asimismo se recuerda que otro operario de la misma dependencia de apellido Burgos, murió trágicamente cuando cumplía el mismo trabajo de ornamentación lumínica de un festejo que se celebraba en la calle Artigas al 500, en el barrio de Parque Luro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*