Arte y Cultura, Teatro

El viejo juego del gato y el ratón

Adultos. Ellos terminan siendo los verdugos de los chicos, según la obra.
Adultos. Ellos terminan siendo los verdugos de los chicos, según la obra.

Inspirada en Terror y miserias del Tercer Reich, de Bertolt Brecht, se presenta hoy y continuará todos los viernes de marzo a las 22 en El séptimo fuego (Bolívar 3675) la obra El miedo en tiempos de lluvia, con dirección de Antonio Mónaco y las actuaciones de Silvia de Urquía, el propio Mónaco, Lautaro Padín y Agustina Anzoátegui, entre otros.

Las acciones circulan alrededor del miedo: no sólo como temor ontológico, sino como forma de poder. El miedo, que en nuestro país conoció atroces formas que llevaron a crímenes y desapariciones. Esa es la forma que indaga este texto, inspeccionado cómo es una sociedad ganada por el pánico y la desconfianza.

Decididamente el miedo no es buen consejero. Una sociedad que se maneja por los pasillos del terror sólo puede reaccionar de una forma: transando por miedo a perder lo mínimo que tenga. La obra refuerza la idea de adultos que convierten a los adolescentes en responsables de los problemas que no supieron resolver.

Ganadora de una mención especial en el Premio Municipal de Cultura José María Vilches, El miedo en tiempos de lluvia es metáfora pero como tal, no deja de hacer pie en la realidad: lo que se filtra aquí es un mundo de grandes que encuentra en sus hijos a los chivos expiatorios. Cualquier parecido con los pedidos de bajar la edad de imputabilidad es pura coincidencia.

En realidad lo que demuestra el texto es que en su pánico y terror, lo que termina haciendo la sociedad es encerrarse. Auto-encerrándose. Y que además, de esta manera, se convierte en una presa fácil para dominarla: el miedo hace que cualquiera que demuestre convicciones pueda gobernar. De ahí a elegir representantes inocuos y peligrosos sólo hay un paso.

Un comentario

  1. Pingback: Blog de Hardware » Blog Archive » mdphoy.com » El viejo juego del gato y el ratón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*