Ciudad, Destacado, Información General, Política

El vía crucis de Scioli en la provincia

Durante la temporada se encadenó un policía bonaerense a un semáforo en Mitre y Luro. Los pescadores paralizaron el tránsito en todo el centro en una hora pico de la noche en plena temporada alta. En otra manifestación, casi impiden la inauguración de la Fiesta de los Pescadores. Los guardavidas no dejaron ingresar público a las playas públicas, en una protesta que lo tuvo como destinatario, el primer día del año. Durante la crisis del campo debió huir a campo traviesa de varias localidades del interior bonaerense. El frente de la gobernación en La Plata, está copado por carpas y pancartas contra su gestión. La medulosa protección que recibe en Mar del plata del multimedios La Capital y del intendente Gustavo Pulti.

El diario digital latandirula com.ar señaló ayer “Si algo políticamente higiénico ocurrió el Viernes Santo fue la abstención de Daniel Scioli para utilizar marketineramente la Procesión del Santo Entierro. El temor a un escrache de los empleados judiciales de Tandil lo convenció de que debía tomarse el olivo cuanto antes. Sólo su equipo de prensa le sacó una fotografía, la que muestra este artículo y decodifica -leyendo el pensamiento de los protagonistas- nuestra calificada semióloga Iris Vergara Rocha.

El ex motonauta menemista hizo la Gran Scioli: coronó al edil Néstor Cleto Auza como candidato a Intendente, saludó a su símil teológico de la Parroquia y huyó del pueblo antes de que “se politizara su presencia”, como indicaron voceros del gobernador, o, hablando en criollo, fuera potentemente escrachado por los empleados judiciales que se encuentran en plena lucha gremial desde hace semanas. 

Pero antes de refugiarse en una coqueta estancia camino a Balcarce, Scioli visitó al cura párroco Raúl Troncoso, con quien, dijo, lo une un fuerte vínculo de amistad porque ambos, según Iris Vergara Rocha, saben exhibir en la arena política y mediática un único pero proverbial talento: el arte de hacerse los boludos. Troncoso en el púlpito y Scioli en el estrado de los oradores o las declaraciones a la prensa. En la foto no podía faltar el paradigma del narcisismo extremo, Yoísmo Auza, a quien el gobernador impulsó como el futuro candidato a intendente de la ciudad. Y la señora Karina Rabolini, con las manos entrelazadas y el rostro matizado por un profundo recogimiento espiritual, tal como la retrata la imagen en el preciso momento que es sacada la fotografía.

Lo mismo ocurrió hace algunas horas en Bahía Blanca, como lo informó el diario La Nueva Provincia. “Efectivos de la Policía bonaerense impidieron ayer un escrache al gobernador Daniel Scioli que iba a llevar adelante un grupo de empleados judiciales de Bahía Blanca. Aprovechando una visita del mandatario a Sierra de la Ventana, unos 15 trabajadores pretendieron llegar hasta el lugar pero fueron interceptados por efectivos de seguridad en la ruta 51”.

La decisión de que una representación fuera a la zona de Tornquist y Tandil, donde ya se sabía que Scioli iba a estar en este fin de semana largo era pública, ya que fue tomada en una asamblea que los judiciales de la Departamental Bahía Blanca realizaron hace unos días. La intención era, según esa resolución, asistir a algún acto público del Gobernador para plantearle en ese marco el reclamo salarial del sector, que ha derivado en un profundo conflicto.

Según lo informado por la Asociación Judicial Bonaerense, los empleados fueron demorados por más de dos horas en la ruta. “Hasta les pidieron sus nombres y documentos para la averiguación de antecedentes”, relató a este diario el titular del sindicato, Hugo Blasco.

“Desde que salieron de Bahía Blanca fueron seguidos por un patrullero”, añadió, indicando que la intención “era recordarle al Gobernador el conflicto que existe en los tribunales”. Al final, ante la imposibilidad de concretar el reclamo -cuando fueron autorizados a seguir viaje el acto de Scioli ya había transcurrido- los judiciales retornaron a su ciudad.

Como se sabe, el prolongado conflicto salarial viene paralizando la actividad en los tribunales de toda la Provincia, a raíz del rechazo del sindicato al aumento salarial dispuesto por decreto por el gobierno bonaerense, y ha incluido algunos incidentes serios porque en algunas jornadas los manifestantes bloquearon todos los accesos de las sedes judiciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*