Básquet, Deportes

El “uno” debe esperar

Leo Gutiérrez intenta tapar el tiro de Lewis. El 10 anotó 14 puntos en la derrota Milrayitas. (Foto. El Atlántico).

Demasiado endeble se mostró Libertad en los primeros 10’ y eso, contra un equipo como Peñarol, se paga caro. Con 8 unidades de Rodríguez y 6 de Leiva, los marplatenses tomaron el control de las acciones 14-7. Atrás, el técnico Hernández propuso una defensa combinada, pero los Tigres no tuvieron mayores problemas para atacarla. Repartieron bien su goleo, aunque con Lewis como abanderado (6 unidades). El local le cerró los caminos a Leiva en el poste, pero entregó espacios en el perímetro. Por momentos, la visita abusó del tiro perimetral (4 de 10 – 40%), pero con la aparición de Lamonte (10 tantos y 2 triples), hasta ese momento controlado por Saglietti, se quedó con el primer chico 27 a 23.

Libertad apostó al juego interno (entre Lewis, Wolkowyski y Field anotaron 16 de los 23 puntos), pero con eso no le bastó. El problema Aurinegro estaba en defensa, pero corrigió en el arranque del segundo período.

Field siguió hiriendo en la pintura, mientras que Vay y Wolkowyski acertaron a larga distancia. Con dos bombazos y el buen ingreso de Fernández Chavez, los dirigidos por Daniel Rodríguez metieron un parcial de 16-6 para tomar el mando 37 a 33. Sin Lamonte, Peña no encontró soluciones ofensivas. Los sunchalenses secaron al líder y gozaron de su mejor momento. Sacaron 6 de luz (44-37), con un trabajo criterioso en los dos costados de la cancha.

Libertad brilló durante todo ese segundo segmento, lo ganó 25-12, su juego interior se impuso 31-18 y se fue al descanso ganando 48 a 39, a pesar de no poder utilizar en gran parte del compromiso a Ginóbili, a quien Fernández cargó con tres faltas. Como en el comienzo del juego, Peñarol volvió a la carga haciendo valer los centímetros de Leiva, pero Libertad no perdió ánimo. Con una bomba de Alba y otra canasta a campo abierto del Wolkowyski, sacó la máxima de 12 (55-43). De repente, un triple de Gutiérrez y un par de canastas de Lamonte y Vega, le dieron aire a los marplatenses. Parcial de 14-5 para arrimarse a 3, sobre el cierre del tercer chico.

Libertad perdió orden ofensivo y empezó a extrañar a Ginóbili. Los conducidos por Hernández no pudieron aprovechar un par de yerros de Saglietti, por eso, los Tigres ingresaron al último pasaje ganando 62-58, a pesar de haber perdido el tercer período 19 a 14. Es que a los Aurinegros les costó mucho más atacar el canasto visitante y dependieron a arrestos individuales. Mantuvieron la agresividad defensiva y eso les posibilitó mantenerse en ventaja.

El ingreso de Reinick y Diez, mejoró el trabajo defensivo de Peñarol, pero en perdió el valioso aporte de Gutiérrez y Leiva. Sin embargo, Diez se destapó cuando su equipo más lo necesitaba. Un escopetazo y otro doble en transmisión le dieron a Peña la chance de ponerse a un doble. El puntero encontró el lanzamiento perimetral. Con otro triple de Diez y una canasta larga de Lamonte, comenzó a acechar a Libertad.

Los Tigres se quedaron sin juego ofensivo por completo y parecían pasar por su momento más complicado, pero Profit entró en acción como nunca antes en la noche. El moreno se puso al equipo sobre sus hombros, anotó 14 de 19 unidades en el desenlace del juego, con dos triples clave y 4 de 4 en libres, para abrochar el match 85 a 78.

Síntesis:

Libertad de Sunchales_85

Ginóbili 4, Saglietti 7, Profit 19, Lewis 18 y Wolkowyski 19 (FI); Vay 3, Field 12, Alba 3 y F. Chavez 2.

DT: Daniel Rodríguez.

Peñarol_78

Rodríguez 16, Lamonte 18, Mata 0, Gutiérrez 14 y Leiva 15 (FI); Legaria 3, Campazzo 0, Vega 2, Diez 10 y Reinick 0.

DT: Sergio Hernández.

Parciales: 23-27/ 48-39/ 62-58 y 85-78.

Arbitros: Juan Fernández  y  Raúl Imosi.

Estadio: El Hogar de los Tigres.

(Fuente: TELAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*