Ciudad, Opinión

El oscuro debate sobre las finanzas municipales

Esta nota se enmarca en el debate público sobre el estado de las finanzas del Municipio, que termina en una pelea entre el concejal Cano y el Secretario de Hacienda Pérez Rojas, cargados de tecnicismos financieros. Cada uno con su perspectiva y su verdad. Lo cierto es que al final pocas cosas quedan claras.

 Mi intención es usar la menor cantidad de números posibles. Hay otros datos, incontrastables, de los que está bueno hablar.

 Veamos:

 – DEL DÉFICIT…DE MEMORIA: Al concejal Cano anteayer los concejales de Acción Marplatense lo reprendieron duramente por su falta de prudencia al hablar de un déficit actual de 70 y pico de millones. ¿Recordarán los concejales ultrapultistas que a principios del 2008 su jefe político se abrazaba a Cano para anunciar un “déficit heredado” de 80 millones?

 ¿Recordarán que los concejales de la oposición sosteníamos que era una exageración, de perfil mediático, sin sustento alguno? Nos refutaban que habían traído a Cano, una garantía de experiencia y que nosotros solo queríamos minimizar la “situación catastrófica” que dejábamos. Cano era Gardel…y Pulti “Tito Lusiardo” mirándolo embelesado. El déficit fue de 16 millones, no lo digo yo, lo dijo el informe del Contador Municipal y el propio Pérez Rojas en su intento de demostrar que el déficit es razonable.

 – DEL DÉFICIT…PROGRESISTA: Casi todos los actores políticos coincidieron que el escenario de los Municipios ha variado sustancialmente respecto de hace 30 años. Que el nuevo esquema imperante en el país hace que dependamos cada vez más de los aportes de Nación y Provincia. Es verdad, pero habría que ver si a todos los Municipios les llega una parte proporcional o si privilegian a los amigos y se abandona a los intendentes opositores.

Para Pérez Rojas, administrar tratando de llegar a un déficit cero es una visión “neoliberal”. Podría coincidir con él, si General Pueyrredón estuviera entre los Municipios a los que el gobierno Nacional y Provincial no ayudan nunca.

(¿Qué opciones tiene un Intendente opositor al gobierno K si no le bajan fondos? Tiene 2 opciones: endeudarse y convivir con déficit. De eso no zafa si es que pretende hacer algo de obra pública, pagar sueldos, etc.)

¿Es este el caso de nuestro Municipio? Definitivamente NO. Hemos recibido aportes sustanciales del Estado Nacional y Provincial (financiamiento del sistema educativo municipal, fondos para obra pública y hasta aportes para el pago de sueldos, por citar algunos), por lo que no es razonable seguir teniendo déficit al cierre de cada ejercicio presupuestario.

En este escenario, tener déficit no es progresista. Es simplemente mala administración.

 – ENDEUDAMIENTO….SIN RUMBO:

¿Es mala palabra “endeudarse”? No, desde ya. Claro que la decisión de tomar deuda requiere de definiciones políticas previas. Por ejemplo preguntarse:

–          ¿No estamos ya demasiado endeudados?

–          ¿Vamos a poder afrontar a futuro los pagos de esa deuda?

–          ¿Nos endeudamos para solucionar problemas urgentes o podrían esperar? (el embellecimiento del Paseo Costero, por ejemplo).

–          ¿Son convenientes las condiciones del préstamo? (Tasa, plazo, costo administrativo, etc.)

Estas preguntas se las haría cualquier ciudadano con sentido común, sin necesidad de creerse un estadista ni un experto en finanzas. Y lo que nunca haría ese ciudadano sería mentirse a si mismo. Pero Pulti miente.

Mintió en el 2008, cuando nos dijo que el único instrumento disponible para obtener financiamiento de la Provincia era constituir un fideicomiso financiero. Desde la oposición le dijimos que era una opción falsa, cara y demasiado incierta. No nos equivocamos: Veamos.

  • FALSA, porque al poco tiempo Pulti obtuvo dinero de la Provincia de Buenos Aires por vía de préstamos directos o convenios, (por ejemplo OSSE para la red cloacal de la IV Cloaca Máxima o el gas para Sierra de los Padres, etc). Es decir que el fideicomiso NO era la única opción.
  • CARA, porque esos créditos que aparecieron después suelen tener una tasa del 9,5% contra los 17% que pagaríamos hoy por los bonos del fideicomiso. CARA, porque se obtuvieron préstamos a 10 años y el fideicomiso se paga en 5.
  • INCIERTO, porque obtuvimos préstamos a tasa fija, mientras el fideicomiso es a tasa variable (BADLAR +5,5%) que depende del juego financiero de los bancos privados. Y es muy inestable (seguramente el terremoto en Japón traerá corridas en las bolsas, incrementando el valor del dinero, y ahí estaremos sufriendo los marplatenses el “éxito” de los bonos de Pulti).

 La verdad, no entiendo que festeja la gestión cuando informa que los bonos se vendieron rápidamente: esto sucede cuando los compradores ven que obtendrán un interés beneficioso… que pagaremos entre todos los marplatenses y batanenses. El negocio lo harán los que compraron los bonos, no nosotros que se los tenemos que pagar dentro de 5 años con un interés alto.

 Otros préstamos que tomó nuestra Municipalidad, con objetivos y condiciones razonables y justificados, fueron acompañados por la oposición. Y esto es algo en lo que Pulti no podrá mentir.

 En síntesis, hay otro modo de hablar de finanzas, sin tanto número de por medio. Y sin mentirnos a nosotros mismos.

–          Cada año recibimos más plata del Estado Nacional y Provincial.

–          Y seguimos teniendo déficit.

–          Y seguimos endeudando al Municipio.

–          Y seguimos debiendo a muchos proveedores.

–          Y seguimos sin saber como se afrontarán obligaciones futuras, de deuda y de funcionamiento.

 Entre otras cosas.

                                                                        Carlos Katz

                                                                       Concejal UCR

Los comentarios están cerrados.