Ciudad, Información General

El nuevo tren tiene su precio

Con casi tres meses de demora respecto a la fecha que se había fijado inicialmente, el Gobierno se apresta a poner en funcionamiento los trenes Talgo que había importado el año pasado de España.

El debut de las formaciones usadas que se compraron en forma directa a la empresa ibérica Renfe está previsto para el próximo martes en la nueva estación ferroautomotora de Mar del Plata.

Si se cumple la agenda programada, la presidenta Cristina Kirchner y el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, serán los encargados de presentar oficialmente el denominado “Tren del Bicentenario”, con el cual el Gobierno busca mejorar los servicios de pasajeros a la costa atlántica.

Una vez que se concrete la presentación en sociedad de las locomotoras y coches, la intención de las autoridades nacionales es arrancar con un diagrama regular de servicios que, en una primera instancia, constará de un tren diario a Mar del Plata en horario matutino y otro de vuelta a Plaza Constitución en las últimas horas de la tarde.

A principios de octubre, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, suscribió con la empresa Renfe un acuerdo de compra de seis trenes Talgo IV y nueve locomotoras que, en teoría, iban a entrar en operaciones al inicio de la temporada veraniega.

Del total del paquete adquirido por casi $ 90 millones, en noviembre arribaron dos formaciones Talgo de nueve coches cada uno y las seis locomotoras diésel eléctricas.

No bien bajaron al puerto de Dock Sud comenzaron los inconvenientes. Tras comprobar que estaba vencida la norma de exención impositiva para esa clase de bienes, la Aduana dictó un “acta de interdicción” que impidió el uso de los trenes hasta que se regularizara la cuestión fiscal.

Para destrabar la situación, el Poder Ejecutivo tuvo que dictar el decreto que liberó del pago de gravámenes a los equipos importados.

Tras completar los trámites de nacionalización, la Secretaría de Transporte recién pudo iniciar a principios de febrero las pruebas de rigor para evaluar el comportamiento de las formaciones en las vías y obtener la habilitación técnica de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT).

La idea originaria de la Nación era cederle la operación de los Talgo a la compañía privada Ferrocentral.

Pero ante la necesidad de apurar la puesta en marcha de los trenes y evitar cuestionamientos, los funcionarios de Transporte optaron por armar un esquema conjunto de operación entre la empresa estatal SOF y Ferrobaires, la ferroviaria bonaerense.

La nueva operación diseñada para los Talgo tendrá dos aristas significativas.

Una de ellas tiene que ver con la oferta gastronómica. La Secretaría de Transporte está a punto de cerrar un acuerdo con el chef Francis Mallmann para que se haga cargo de las comidas a bordo.

La otra cuestión saliente estará por el lado del cuadro tarifario. Los pasajes oscilarán entre la tarifa media de los ómnibus y los tickets de avión. El boleto más económico de los Talgo rondará los $ 150 en la clase turista. Para los que viajen en primera, el precio estará entre los $ 170 y $ 180. Y para los que suban a la clase VIP, la tarifa treparía hasta los $250.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*