Ciudad

El naufragio del buque “Repunte” llegó a la Cámara de Diputados

El pedido de informes sobre las reparaciones a las que debió ser sometido el barco Repunte para lograr durante tres años la justificación de inactividad por parte del Consejo Federal Pesquero a instancias de los informes realizados por la Dirección de Pesca de la Nación, ingresó ayer a la Comisión de Intereses Marítimos de la Cámara de Diputados. El Proyecto de Resolución lleva la firma de los diputados del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Pablo López y Soledad Sosa.  A la vez cuenta con el apoyo de la diputada del Frente para la Victoria, María Fernanda Raverta, que se comprometió ante los familiares a darle impulso al proyecto dentro de la Comisión.

El pedido de informes indica que será el Poder Ejecutivo el que deba presentarse ante la Comisión de Intereses Marítimos de la Cámara Baja a través de los organismos que correspondan, sea la Subsecretaría de Pesca; Dirección de Pesca; Prefectura Naval Argentina o el Consejo Federal Pesquero, básicamente,  para dar explicaciones sobre las condiciones en las que se encontraba el buque Repunte, los procesos que le permitieron retener su permiso y ser autorizado a navegar. También solicitaron información complementaria sobre toda la flota de Mar del Plata, atento a las continuas denuncias de tripulantes sobre las malas condiciones de las embarcaciones.

En el primer punto piden que se detalle el conjunto de las obras realizadas al barco durante el período comprendido entre los años 2013 y 2016 durante la cual esta embarcación permaneció con las justificaciones de inactividad. Se deberá entregar, a la vez, toda la documentación de los inspectores técnicos de Prefectura Naval, en la cual se aprueban los trabajos efectuados por las distintas contratistas a la embarcación de referencia. En particular, los trabajos en el casco realizados durante 2015 y 2016.

Deberán presentarse todos los argumentos técnicos bajo los cuales el Consejo Federal Pesquero y la Prefectura Naval Argentina autorizaron las justificaciones de inactividad de la embarcación desde el año 2013 hasta diciembre de 2016.

Se intimó al Ejecutivo a presentar documentación de todas las inspecciones sobre medidas de seguridad que se hayan realizado al Repunte antes de su última navegación, tanto en Puerto Madryn como en el puerto de Mar del Plata. También deberán presentarse los certificados de aprobación de las medidas de seguridad de la embarcación, en particular las balsas, chalecos salvavidas y bengalas.

Otro informe solicitado abarca las pruebas técnicas, estudios de factibilidad y cualquier otro estudio técnico que aprobó el cambio de uso de la embarcación; “como mínimo, los estudios de estabilidad debidos al cambio de uso”, indican, haciendo expresa referencia a su cambio de objetivo pesquero con la incorporación de tangones para la pesca de langostino.

Sobre este punto piden que se informen los resultados de la última prueba de estabilidad realizada a la embarcación y toda la documentación de Prefectura Naval que haya surgido de dicha prueba.

En cuanto a la capacitación del personal embarcado y enmarcado en el Convenio Internacional sobre Formación, Titulación y Guardia para Personal de Buques Pesqueros al que el Estado Nacional adhirió en 2012, se solicitó que se presenten las capacitaciones sobre seguridad e higiene que recibieron los tripulantes del Repunte, como así también la documentación que acredite que se realizaron simulacros de salvataje en mar abierto.

Como punto final se solicitó un informe sobre el estado general de la totalidad de la flota pesquera de Mar del Plata.

Revista Puerto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*