Arte y Cultura, Teatro

El lugar de los trastos en desuso

Como un lugar de trastos en desuso y de vidas postergadas. Así es presentado un patio de atrás. Especie de lugar destinado al remanso, que termina siendo no más que una especie de depósito del alma.

Con ese espíritu -negro-, Carlos Gorostiza imaginó El patio de atrás, obra que se puede ver todos los sábados a las 20 en la Sala Melany del Centro de Arte MDQ (San Luis 1750).

La pieza cuenta con los protagónicos de Hilda Marcó, Enrique Baigol, Daniela Suárez y Sergio Lanchas, y se trata de una de las piezas más inquietantes del prestigioso dramaturgo argentino Carlos Gorostiza.

Quienes se han encargado de esta adaptación, la definen como un juego ridículo y perverso donde el humor se alterna con fuertes emociones.

Esta puesta de El patio de atrás cuenta con la dirección de Mario Carneglia y la asistencia de José Luís Ruggiero.

Los comentarios están cerrados.