Arte y Cultura

El lobizón del teatro

Marplatense de origen, pero reconocido por los propios una vez que se hizo popular en el programa de Marcelo Tinelli, Sergio Gonal ha logrado desprenderse de la sombra del conductor y transitar un camino propio en teatro. Tal vez sin innovar demasiado, apegado al registro del capocómico, pero intentando darle una vuelta de tuerca como es este Gonalmente divertido.

El espectáculo con el que se presentó durante el verano, vuelve a Mar del Plata en dos únicas funciones hoy y mañana a las 21:30 en el Teatro Enrique Carreras -Entre Ríos 1828-. Y nuevamente acompañado por Pichu Straneo y María de Luján Telpuk, más conocida como la azafata que detectó la valija de Antonini Wilson.

Gonal se hizo reconocido con un par de personajes como “El Lobizón del Oeste”, un apócrifo cantante de cumbia. Allí, en la parodia de ciertos registros, potenciaba su humor. Y si bien no se separa dos milímetros de lo que se espera de un humorista popular junto a chicas pulposas, también es cierto que intenta indagar por los caminos de la sátira.

En Gonalmente divertido se suceden una serie de cuadros de corte televisivo, en los que se parodia al género y se mira un poco en profundidad el revés cómico que tienen algunas situaciones supuestamente serias. Conocedor del lenguaje y de la forma de esos contenidos, al menos se anima a moverlos un poco de su solemnidad. Digamos, un plus para el humor de tono grueso que se estila practicar.

Los comentarios están cerrados.