Política

El HCD se niega a repudiar los avisos de oferta sexual del diario La Capital

ImageProxy.mvc 
El proyecto de resolución que repudia el incumplimiento por parte del diario La Capital del decreto Nº936/2011, que establece la prohibición de la publicación de avisos que promuevan la oferta sexual en medios gráficos, presentado en diciembre del año pasado, continúa sin ser aprobado por el Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon

La iniciativa elaborada por el bloque del Frente para la Victoria obtuvo moción de preferencia durante las últimas 5 sesiones y el despacho en la Comisión de Derechos Humanos.

El bloque de Acción Marplatense, en una clara maniobra dilatoria, pide que el expediente vuelva a tratarse en comisiones incorporando algunas modificaciones que no pudieron explicitarlas en el recinto.

En el marco de la sesión, el concejal Marcos Gutiérrez denunció que algunos miembros del Concejo Deliberante “no tienen la valentía suficiente para aprobarlo” y manifestó que “poseen miedo de poner el cascabel al gato” por no querer nombrar al dueño del diario La Capital, Florencio Aldrey Iglesias.

El proyecto de resolución presentado el 23 de diciembre de 2013 está fundamentado en el informe que publicó el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación informó, a través de Oficina de Monitoreo de Publicación de Avisos de Oferta de Comercio Sexual (OM), que entre los diarios Clarín (36%), La Capital de Rosario (29%) y La Capital de Mar del Plata (10%) suman el 75 % de los medios gráficos que incumplen dicho decreto durante el periodo 2011-2013.

Concejal Marcos Gutiérrez

5 Comentarios

  1. Partamos de una base: el decreto presidencial es anticonstitucional y coarta la libertad de trabajo, por cuanto la prostitución no está prohibida en nuestro país. Lo que sí está prohibido porque constituye un delito es el proxenetismo y la trata.
    Al parecer, la totalidad (o la mayoría) de las mujeres que ofertan sus “servicios” en La Capital como en cualquier otro diario, lo hacen voluntariamente. ¿O pretenden que estén a la pesca de clientes en la calle, constituyendo un espectáculo denigrante? ¿O arrojando volantes en las puertas de nuestra casas?
    Si una, dos, o varias mujeres viven de esa actividad, tienen o alquilan una casa o departamento, es preferible que pongan un aviso en el diario y no que anden ofreciéndose en la vía pública.
    No es cuestión de tenerle miedo al “dueño de Mar del Plata”. La prohibición es tan desubicada en La Capital como en “La Voz de Mechongué” o cualquier otro medio.
    Creo que así lo entendieron en el HCD.

  2. Gracias Gastón, como siempre

  3. De nada Néstor.

  4. Gracias Néstor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*