Ciudad, Información General

El HCD declarará Visitante Ilustre al Maestro Osvaldo Piro

Osvaldo Piro es un personaje de características muy particulares, con piel de Buenos Aires. Nació en un barrio que respira tango, La Paternal, el mismo que vio crecer a Fresedo, donde supo estar el Café “La Humedad”, imposible de concebir en otra latitud geográfica, tal es así que lo destacaron imponiendo a la esquina de Corrientes y Florida el nombre de Osvaldo Piro.

Desde muy pequeño se inclinó por el bandoneón y con sólo 16 años integraba la Orquesta de Alfredo Gobi, luego pasa a la de Julio Salamanca, tan solo por un año, ya que forma su propia orquesta, siendo su padrino artístico Aníbal Troilo, de quien heredó su bandoneón.

Los más importantes escenarios de Buenos Aires lo vieron actuar, tal es el caso de los Teatros Colón, San Martín y Cervantes. Durante su gira por Europa actúa en el Festival de Arles en Toulouse y en el hoy legendario “Trottoirs” de Buenos Aires en París.

Ha ganado numerosos premios, siendo algunos de ellos: la “Palma de Oro” en el Festival de La Falda de 1968, el “Martín Fierro” a la revelación musical del año de la Televisión Argentina. Fue declarado en 1996 “Ciudadano Ilustre” de la Ciudad de Buenos Aires y en 1999 fue premiado por sus pares como “Mejor Intérprete” de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores.

En nuestra ciudad se instaló a principios de la década del 70 en un local de la calle Entre Ríos entre Belgrano y Moreno, denominado  “Magoya”.  Este lugar es fiel testigo del resonante éxito que tiene el Maestro Piro con su Quinteto, acompañando además a cantantes como Susana Rinaldi,  Marikena Monti y Amelita Baltar, donde también participaron artistas de la talla de Edmundo Rivero, Enrique Pinti, Osvaldo Avena, etc. Ya desaparecido “Magoya”, Osvaldo Piro no dejó de visitar Mar del Plata.

Los comentarios están cerrados.