Arte y Cultura, Música

El folklore también se reinventa

Madurez. Raly Barrionuevo ha demostrado gran solidez en sus presentaciones en vivo.

Si bien voces jóvenes del folklore hubo muchas, pocas como Raly Barrionuevo representa cabalmente la esencia del cantante del interior: en su trayectoria ha sabido recrear el espíritu revolucionario y contestatario, a la vez que desandó los caminos de la representación de clásicos, como forma de presentar credenciales. Este sábado, el cantante estará presentándose en la ciudad.

Desde las 22 subirá al escenario del Teatro Radio City, integrante del Centro de Arte MDQ (San Luis 1750). En la ocasión estará acompañado por sus músicos habituales y además actuarán Verónica Condomi, Pablo Fraguela y Fabio Herrera como invitados. Se repasarán los temas de siempre, pero especialmente los de Noticias de mi alma y los de Radio AM, sus dos últimos discos.

Barrionuevo, como la mayoría de los folkloristas, se formó desde muy pequeño en peñas y también en el colegio. Pero esa formación estuvo contaminada por quiebres de la modernidad que se iban entrometiendo: los instrumentos eléctricos y cierta tendencia a la fusión fueron conformando a Raly como un renovador del lenguaje folklórico. Lo que quedó totalmente comprobado en Noticias de mi alma.

Sin embargo el año pasado, con Radio AM, el cantante puso el freno. No sólo porque se trató de un disco de covers, sino porque además apuntó ahí a otro tipo de canciones, más propias del repertorio romántico y tradicional. Dejó por un lado lo político-militante en sus referencias al Che o al subcomandante Marcos y apostó por un material que hacía referencia a su infancia, a lo que escuchaba desde la radio.

Ese disco, que puede ser entendido como un signo de madurez, también fue una construcción política: esto soy, así me construí. Raly Barrionuevo, desde sus últimas presentaciones en vivo viene demostrando una gran madurez interpretativa, a la que suma una banda que suena excesivamente bien. Puro poder y magnetismo, una de esas voces que realmente le hacen bien al folklore.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*