Ciudad

El embajador de Israel se reunió con autoridades del Obispado local

Coincidencias. Más allá de las diferentes religiones, Ledesma y Gatzit coincidieron en reiterados puntos sobre la actualidad que vive el mundo.
Coincidencias. Más allá de las diferentes religiones, Ledesma y Gatzit coincidieron en reiterados puntos sobre la actualidad que vive el mundo.

En el marco de su visita a Mar del Plata, el embajador de Israel Daniel Gatzit se reunió con autoridades de la Iglesia Católica en la ciudad. Ante la ausencia del obispo Juan Alberto Puiggari, que se encuentra de viaje, participó de la reunión el vicario de la Diócesis, monseñor Armando Ledesma.

Durante la charla, que se extendió por más de una hora, el funcionario israelí se interiorizó por la relación que tienen en la ciudad el catolicismo y las otras religiones. Marta L. de Simonazzi, delegada episcopal para el Ecumenismo y Diálogo Interreligioso, respondió que “son más las cosas positivas que los desencuentros, marcamos mucho lo religioso y la unidad en la diversidad, siempre oramos por la paz”.

En el mismo sentido se expresó Ledesma, quien destacó que “si la fe religiosa no logra ser un encuentro pacífico en el corazón del hombre, quién lo va a lograr”. Sobre esto coincidió Gatzit, a la vez que agregó que “el fanatismo no tiene que ver con la religión”.

Gatzit está en la ciudad para participar del seminario Experiencia israelí en la gestión de los recursos hídricos y además mantuvo encuentros con autoridades municipales del área de la Producción. Durante la reunión en el Obispado también estuvieron presentes Benjamín Schujman, presidente de la SUIM y de la DAIA de Mar del Plata, y el presbítero Gabriel Mestre, asesor de la Comisión Diocesana para el Ecumenismo y el Diálogo Interreligioso.

Además hubo otras coincidencias entre Ledesma y el embajador israelí. “Hay que encontrar algo que motive a las personas, y despertar el deseo de algo más, la vida no se me dio para sobrevivir”, enfatizó Ledesma en relación a la actualidad que se vive en el mundo.

A lo que el funcionario del Estado de Israel agregó que “hoy es más fácil despertar a la gente al odio y al fanatismo que al amor porque justamente es más difícil amar al enemigo, además los desafíos son los que hacen a la vida interesante”.

Los comentarios están cerrados.