Política

El Consorcio Portuario, como ocurrió con EDEA, dice que Dell Olio falta a la verdad

30993_rec

El titular de OSSE ingeniero Mario Dell Olio, se puso en la línea de fuego de Matías Machinandiarena, presidente del Consorcio Portuario Regional, por las obras del Arroyo del Barco. Ya Dell Olio, había recibido una dura réplica institucional de EDEA, empresa distribuidora de energía a la cual desde OSSE, habían culpado sobre la falta de agua en barrios del sur de la ciudad.

Ahora la dura contestación en desusado estilo, ya que se trata de organismos oficiales del mismo palo político, esconde seguramente una interna, personal y/o económica, que desnuda falta de conducción tanto del intendente Gustavo Pulti como del gobernador Daniel Scioli, quienes quedan presos de una innecesaria confrontación pública.

“Se falta a la verdad cuando se dice que la obra de desagüe del Arroyo del Barco no se concreta por culpa del Consorcio Portuario”, sostiene el interventor del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata, Matías Machinandiarena, se mostró sorprendido por las declaraciones a la prensa del presidente de Obras Sanitarias (OSSE), Mario Dell Olio, quien habría expresado que desde la administración del puerto no se le da prioridad a la obra de desagüe del Arroyo del Barco.

“Se falta a la verdad cuando se dice que la obra de desagüe del Arroyo del Barco no se concreta por culpa del Consorcio Portuario, nos interesa y mucho que la obra se realice y hemos estado siempre dispuestos a facilitarle a OSSE todos los caminos para que así suceda”, señaló Machinandiarena y por eso advirtió que pretender achacarle al Consorcio la responsabilidad por el atraso de esta obra “es una mezquindad absurda de una realidad que OSSE conoce perfectamente y de la cual es única responsable”.

Explicó que ya en mayo de 2005 y en respuesta a una solicitud de la Dirección Provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas, el Consorcio Portuario había informado que existían importantes  interferencias en la traza de la obra del Arroyo del Barco en el área puerto, por lo que cualquier decisión por parte de esa dependencia u otra área de gobierno acerca de recorridos de conductos en zona portuaria “debían ser consensuados”.

Recién en julio de 2012, siete años después,  sorprendió al Consorcio una comunicación oficial del ingeniero Mario Dell Olio informando que la Municipalidad de Gral. Pueyrredon, a través del ENOSUR y OSSE, había iniciado la licitación de la obra “Desagüe pluvial- Cuenca Arroyo del Barco – Primera Etapa Sección A.

A partir de allí y a pesar de la irresponsabilidad por parte de OSSE de actuar individualmente en un tema de tamaña importancia,  todas las acciones del Consorcio estuvieron siempre dirigidas a facilitar dentro del ejido portuario el desarrollo de esta obra, requiriendo únicamente a OSSE que le asegurara que su metodología de construcción, así como sus controles posteriores, impidieran que se viera afectado un polo productor de la importancia trascendental que para el Partido de Gral. Pueyrredon tiene el puerto de Mar del Plata.

Hoy el acuerdo a suscribir con OSSE se encuentra elevado a los órganos de la Constitución, ya que por imposición de la Constitución Provincial (art. 155) se señala que la Fiscalía de Estado debe de intervenir en todos los asuntos provinciales en los que pueda resultar comprometido el interés público bonaerense. Lo que  tiene un correlato concreto en el art. 7 inc. j del Estatuto del CPRMDP (aprobado como Anexo I del Dcto. Prov. 3572/99), que impone la intervención de los Órganos de la Constitución donde aparezca comprometido el interés general.

Huelga aclarar que la obra del Arroyo del Barco, con las aristas técnicas y responsabilidades resultantes por los potenciales perjuicios que puede llegar a acarrear de no cumplimentarse con lo convenido en el instrumento proyectado, es una que puede afectar y con creces al interés de la Provincia como titular del Puerto de MDP, lo que impone por la normativa citada anteriormente la intervención de los Órganos de la Constitución en orden a que provean el visado del contenido del Acuerdo a suscribir y por el cual se autorice su realización.

Finalmente el Interventor del Consorcio Portuario manifestó  que la situación actual es responsabilidad de OSSE que,  sin darle participación alguna a las autoridades del Consorcio Portuario y en el marco de un silencio de más de siete años,  desarrolló el Pliego Técnico de la obra “con falencias sustanciales, como quedó demostrado en el informe específico realizado por el ingeniero Ricardo Schwarz”, prestigioso profesional contratado por el Consorcio que introdujo una serie de cambios operativos y estructurales que fueron aceptados por OSSE. “En esas razones deben buscarse las causas del atraso actual de una obra que de haberse respetado en su momento los carriles administrativos normales debería estar hoy en plena etapa de ejecución”, señaló Machinandiarena.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*