Arte y Cultura, Cine

El cine, un retrato de la literatura

Color. El film es en blanco y negro, pero recurre al color en momentos muy puntuales.

El ciclo de Cine & literatura que presenta este mes el Museo del Mar, traerá en esta oportunidad una de las mejores adaptaciones cinematográficas que se hayan hecho de la obra literaria de Oscar Wilde: El retrato de Dorian Grey, de 1945 y debida a Albert Lewin. El film se verá hoy a las 19 en la sala ubicada en Colón 1114.

La película protagonizada por Hurd Hatfield y George Sanders, es una adaptación norteamericana del clásico texto de Wilde. Allí, como bien se sabe, un joven aristócrata de singular belleza hace un pacto para permanecer joven y que sólo el tiempo pase en el cuadro que están pintando sobre su figura.

Muchas veces las adaptaciones de clásicos de la literatura son criticadas porque no llegan a aprehender la magnificencia de las palabras. Sin embargo, no hacen justicia con este trabajo de Lewin, que innova en algunos aspectos como la utilización del color –el film es en blanco y negro casi en su totalidad- y arriesga en la fusión de fantástico como drama.

De hecho, según algunos especialistas, tampoco se ha hecho justicia con la figura de Lewin, quien a menudo es recordado como un buen artesano. Hay quienes creen que su figura merece una revalidación autoral: es sin dudas el trabajo del director tras cámaras lo que realza este film.

Claro, también las actuaciones de Hatfield y Sanders, y sobre todo la del fotógrafo Harry Strading, quien realiza un trabajo maravilloso con la luz y el color, en un registro casi experimental. De hecho, El retrato de Dorian Grey obtuvo un Oscar a la mejor fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*