Destacado, Política

El “Che-pibe” también carga los trapos

Hizo una pegatina en cartelería pública diciendo que con Cheppi hay futuro. Tras cartón Daniel Rodríguez que ya tiene turno en la ANSES, es igual candidato de la lista “renovación” del Frente Para la Victoria. Ya nos dejaron un paquetito de tres concejales (Retamoza, Maraude y Beresiarte) bastante pasivos, poco creativos y menos comprometidos. Esta es la construcción de Cheppi.

Selectivo y con censor informativo, el hombre de los trapos K, cumple con el desagradable acto de bajar línea en diario local, sin suerte, salió mal en la foto. Encima La Cámpora arregló con Pulti, encadena fracasos con sus amigos del Sur.
Selectivo y con censor informativo, el hombre de los trapos K, cumple con el desagradable acto de bajar línea en diario local, sin suerte, salió mal en la foto. Encima La Cámpora arregló con Pulti, encadena fracasos con sus amigos del Sur.

Cheppi (el de los trapos) es un “dividista” total, y cercano a José López. El 1 y 2 del Ministerio de Planificación vienen de banquina a banquina, arrastrados por el “affaire” de Bonafini y Schoklender. El ingeniero que carga los trapos, viene de fallar mal en la 125, controvertido papel en suelo venezolano, perdió con Pulti en 2011 y ahora dejó que La Cámpora arregle con el intendente de Mar del Plata, tampoco es candidato y pronostica futuro con Daniel Rodríguez. La lectura es lineal el Frente Para la Victoria no tiene candidatos, solo quien le lleve los trapos como dijo Julio.

Una generosa inversión (2 palos verdes antes de cepo) para instalarlo como candidato. Una sinuosa gestión y una militancia ajustada al círculo estrecho del poder. Un destino donde no cumplió con el objetivo “es muy flojito (según los propios K)”, y saltó con la 125 cuando había mucha confianza en él, y el campo se lo deglutió al ingeniero agrónomo. Confusos mensajes a los marplatenses, con un 20 % de votos que en lugar de consolidarlos se han diluido, y ahora vamos a ver “cómo le va la chancho en la feria”, con el vitalicio ex sindicalista en cargos públicos, que de antemano entró con la pierna cambiada, a tal punto que un desconocido ex Defensor del Pueblo, caracterizado por su anomia, va a superarlo por la tracción de “Massita” en la pelea por las concejalías de General Pueyrredón.

El ingeniero Carlos Cheppi, o (“Chepi-be”), embajador argentino de Venezuela, que dejó aislado a Jorge Lanata en cumplimiento de su función periodística en el país del Caribe, ha registrado algún otro antecedente que causa mucha preocupación. Parece que el diplomático anda de ajuste de cuentas, cuando en su errático itinerario hace base en Mar del Plata. Es así que junto a un familiar, que lo ayuda en las tareas de prensa fue a bajar línea en nombre de De Vido (Julio), al director de un matutino marplatense, marcándole que había que ser más crítico y riguroso con el gobierno de Pulti. Así como llegó se fue. No habla de que tenga mucho manejo el “Chepi-be” de los trapos.

Un comentario

  1. No comparto el comentario, con situaciones o comentarios al estilo LANATA que nadie puede corroborar. En términos literario mesclar verdad y fantasía, para que parezca todo verdad se llama “Ciencia Ficción”.En este caso un texto anónimo y tendencioso que pretende desacreditar una persona desde el desconocimiento. Hay muchas empresas marplatense y en diferentes rubros que involucra a muchos trabajadores creciendo como consecuencia de la gestión de Carlos Cheppi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*