Ciudad, Portada

El asesino del joven del cumpleaños intentó fugarse

El joven de 17 años, sospechoso del crimen del menor Stefano Bergamaschi asesinado el martes de la semana pasada en horas de la noche, intentó fugarse de la Alcaldía de Menores donde aguarda su libertad o la prisión preventiva.

El hecho ocurrió ayer en horas de la madrugada, cuando un efectivo policial detectó que tanto el joven detenido por el crimen de Bergamaschi, como su compañero de celda de 15 años y también acusado por un homicidio, escondieron en el ventiluz de la habitación un objeto.

 Ante ese movimiento sospechoso, se pidió refuerzo policial, sacaron a los menores de la celda y realizaron una inspección en la que encontraron uno de los barrotes de la puerta de unos 40 centímetros de largo, escondido en el ducto de aire y otro de los barrotes a medio limar.

 Por ese motivo, los menores fueron trasladados a otra celda y a su vez se incautó la barra de metal, así como también se labraron actuaciones por “daño”.

 Audiencia para prisión

 La doctora Mariana Vaqueiro, fiscal encargada de la causa, aseguró que a pesar de que la audiencia prevista para ayer se haya suspendido, antes del fin de semana, la jueza de garantía Di Clemente, debería expedirse sobre el pedido de prisión preventiva.

 De esta manera, si se da lugar al pedido, el próximo paso sería elevar a juicio oral la causa.

 

En busca del coautor

 A su vez, la Dra. Vaqueiro confirmó que se ha avanzado en la búsqueda del coautor del menor que asesinó a Bergamaschi.

 Mediante distintos allanamientos y pericias, se han recopilado datos útiles, como el nombre del prófugo: Eduardo Oscar Coñiñao, DNI 36.363.870, domiciliado en calle Calabria nro. 5364.

 La policía pidió que los otros elementos que se secuestraron como pruebas no fuesen divulgados para no entorpecer la causa.

 El hecho

 Mientras una familia marplatense festejaba un cumpleaños en el barrio Los Troncos de la ciudad, dos personas golpearon la puerta e intentaron ingresar.

El padre del chico que abrió la puerta, cayó por el empujón en el piso quedando entre la puerta y la pared, por lo que el delincuente asustado metió la mano con el arma y empezó a disparar. Uno de esos tiros alcanzó a Bergamaschi de 17 años -la misma edad de su asesino- y lo mató.

 Por Marcela Lujan

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*