Deportes, Polideportivo

El análisis numérico de Buenos Aires Unidos

Quedaron atrás 22 partidos de la fase regular de la Liga Argentina de Vóleibol Tarjeta Nativa Nación. Y mientras Buenos Aires Unidos, tal como el resto de los equipos que consiguieron la clasificación, se prepara para el tramo más importante de la competencia, los play-offs, se exponen a continuación algunos datos y/o curiosidades estadísticas del equipo “naranja y negro” que soportó una interminable racha de lesiones –algunas bastante serias- de varios de sus jugadores.

Así y todo, obtuvo el cuarto puesto en la tabla de posiciones, con un registro de 15 triunfos y 7 derrotas (53 sets ganados y 34 perdidos), sin acercarse al excelente récord de 19-3 que le permitió llegar al número uno en la temporada 2010/11, pero igualando la mejor racha de victorias consecutivas (11), tal como había sucedido en la pasada campaña.

Con respecto a los logros individuales, sobresalió el líbero Martín Meana. El necochense se consagró como el mejor receptor de la fase regular, con un 65,0% de recepciones excelentes o perfectas .

Entre los máximos anotadores, el opuesto Marcos Milinkovic quedó 22º en la lista nominal, aunque jugó sólo 15 de los 22 partidos. Y como la productividad en vóleibol se pondera por cantidad de sets, si se contabiliza de esa manera, el capitán promedió 4,33 puntos por set, y entonces es el cuarto en el ranking, sólo superado por Santiago Darraidou (MSM Bella Vista), con 5,37; Evandro Guerra (Drean Bolívar), con 4,92; y Renato Adornelas Da Silva (Catamarca Voley), con 4,84.

Además, el propio Milinkovic resultó noveno entre los atacantes, con 49,07% de sus ataques ganadores. El mejor de todos resultó el venezolano Iván Márquez (Sarmiento Santana Textiles), con 53,88%.

El punta-receptor Mariano Giustiniano se ubicó cuarto entre los mejores sacadores, con 29 puntos directos de saque. Sin embargo, por promedio, con 0,40 por set, es el segundo, detrás de Evandro Guerra (0,45).

Por último, los dos centrales de BAU, el brasileño André Radtke (3°) y el cubano Ihosvany Hernández (6°) se ubicaron entre los bloqueadores Top de la competencia, para ratificar su indiscutible jerarquía también en los números.

Una curiosidad final: Buenos Aires Unidos y UPCN Voley Club fueron los equipos que más tie-breaks jugaron: 7 cada uno. Obviamente, los dos partidos entre ambos fueron al quinto set, y ganaron uno cada uno. La diferencia es que los sanjuaninos se impusieron en 5 y cayeron en 2 tie-breaks, y para BAU, el registro fue de 4-3.

¿El resultado más reiterado en los 132 partidos de la fase regular? El 3-0, en 53 oportunidades. El 3-1 se dio en 51 partidos. Y el 3-2, solamente en 28 ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*