Jorge Elias Gomez, Opinión, Política

El ajuste llegó hasta la comida del canario

Las horas extras de los empleados municipales, en una gran franja forman parte de los sueldos, lo cual es lisa y llanamente es tocar el bolsillo del trabajador. Si sólo en una dependencia (Tránsito) se localizan 50 fichas marcadas, sin que sus titulares se encuentren en sus lugares de trabajo, es un indicio claro, de un despilfarro y descontrol, que lleva precisamente a este plan de ajuste. ¿Después de este episodio se puede sólo hablar de problemas con las horas extras? ¿O de un problema mayor?

Curiosamente mientras Ricardo Echegaray en la AFIP rompe récords históricos de recaudación en la Nación, la municipalidad debe instrumentar un ajuste general que abarca la masa salarial. El alto impacto de la cuenta sueldos en el presupuesto municipal, habla muy a las claras, que se ha desnaturalizado el uso de la hora extra, que produce un desajuste financiero que se estranguló, y quedará más profundamente estabilizado en 30/60 días. (Esto no es una sorpresa para quienes siguen esta columna). Pero es a “contra natura” de la política K.

El intendente Gustavo Pulti izó desde su banca la bandera de la planta de personal, ahora debería deducirse que faltan empleados, sino cómo se justifican las horas extras. Desde el STM desmienten que haya empleados que fichan y no trabajan. ¿Acaso el doctor Ariel Ciano confunde la tarjeta del personal? ¿Había en un turno 50 empleados ausentes de la dependencia? ¿Todos estaban con códigos de licencia? En el Materno Infantil los médicos han sido claros, las guardias colapsaron en el pico de la bronquiolitis, durante el fin de semana del bicentenario, por falta de contención en las salitas municipales.

No se sabe cuál es el alcance de la operación de la Casa de Mar del Plata, en Capital Federal y la asignación de sueldos públicos, para funcionarios políticos en esos cargos.¿Cómo se pueden pagar U$S 2.000.000 mensuales para la recolección de residuos, en una ciudad que encabeza índices de indigencia, pobreza y desocupación?

El intendente Pulti en su primera reunión de gabinete (2007) ordenó que “iba a ser intolerante ante cualquier caso de corrupción”; sería un sello de su gobierno, todo lo demás era excluyente, como inoperancia o ineficacia. Hoy el crédito que tiene el intendente se reduce al Sindicato de Camioneros, de Trabajadores Municipales y del multimedios La Capital. Todas sus cuentas de proveedores están cerradas, hasta la de sus aliados políticos, que hacen cola para expresarse hasta en arameo. Es innecesario explicitar cómo piensan quienes se alinean en la oposición.

Pulti no ha podido domar el escándalo de la Nueva Terminal, un acontecimiento por el cual se hubiera hipotecado cualquier intendente de la ciudad.

Cuando se habla de corrupción no sólo hay que interpretar una concreción económica, sino que también existe la corrupción política, ideológica y administrativa. De comprobarse las denuncias de la oposición, nos hallamos ante un verdadero escándalo, si ubicamos todo dentro del mismo contexto: la eficiencia y la racionalidad.

¿Cuáles son los resultados prácticos de la ARM (Agencia de Recaudación Municipal)? Pomposamente se atribuyeron operativos, que han caído en el abstracto, ya que próximamente se tercerizará la gestión, en una licitación que es un traje a medida, según los especialistas que han accedido al pliego de bases y condiciones.

Hoy Pulti es la víctima de todos los proyectos que boicoteó como concejal. Su drama sigue siendo estructural, pero hoy como el mejor ejemplo del Caballo de Troya, lo tiene dentro de su gobierno, pero ya ha consumido el 66 % de su mandato, y todo de aquí al 2011 estará teñido de decisiones políticas, y ya se conoce cuáles son los resultados, en función de esas determinaciones.

Miembros de su gabinete ya seleccionan entre su salud y el cargo magníficamente rentado. Aguantarán los del “cuero ´e chancho”, es decir aquellos a los que el intendente apeló, cuando no tenía ni a 30 ni a 23 (jugadores) en la plantilla, ya que estamos en clima del Mundial. No hubiera podido formar un equipo de “papi”, lo desbordaron sus propias expectativas

Ya se pueden observar en la cartelería pública los afiches de “Obras para Todos”, con distintas fotografías, con sellos con epígrafes (únicamente) de la Municipalidad de General Pueyrredón y Presidencia de la Nación, es ineludible atar estas coordenadas de cara a la discusión del post – mundial de Sudáfrica 2010. Todo lo demás es cartón pintado.

“La plata va seguir llegando, por qué el kirchnerismo no tiene candidato (en Mar del Plata)” y a nadie le conviene “que esta ciudad se prenda fuego”, dijo un contacto de línea directa con Balcarce 50. Además lo esperan internas torturantes.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*