Política

El ajuste K condenó a los jubilados frente a la inflación

jubilado.y.cristina

El índice de crecimiento de la inflación mensual hasta setiembre 2014, que ya arrancó con 3,7 % del INDEC para enero, será la paulatina caída que sufrirán en sus bolsillos los jubilados, quienes no percibirán aumentos en sus haberes hasta el noveno mes del año. Es decir que con el flamante 11,31 % deberán absorber la reciente devaluación del peso, que ha sido trasladada a precios de la canasta básica de alimentos, y fundamentalmente, a los medicamentos ya que no hubo acuerdo dentro del marco del plan precios cuidados.

Cómo hacer para subsistir en un país donde la inflación le consume literalmente el sueldo a los trabajadores y ni hablar de los jubilados, que forman parte como nadie, de este mal que nos aqueja denominado: inflación.  Desde mdphoy.com consultamos al economista Julio Nicolás Rossi, que nos planteó un universo interesante con lo que podría pasar de aquí a fin de año con el salario de nuestros jubilados.
Empecemos dando a conocer los datos precisos del presente es decir de lo que percibirán los jóvenes de la tercera edad a partir del 1 de marzo. Vale la pena recordar que hace días la primera mandataria Cristina Fernández anunció un incremento jubilatorio del 11,31 por ciento.
Las personas que perciban el haber mínimo recibirán 2.750 pesos, el promedio de los jubilados de La ANSES cobrará unos 4.452 mientras que el salario mínimo del pensionado será de 2.158 de la misma moneda.
Mucho se habló en diferentes medios sobre la inflación y su despegue definitivo a límites insospechados. Por eso los economistas coinciden que para fin de este año rondará entre un 35 y 40 por ciento aproximadamente.
Desde el gobierno utilizaron estos datos para tratar de desprestigiar a los especialistas tratándolos de pertenecer a un grupo que quiere “desestabilizar al estado”. El mismo que hace horas, y después de años, se sinceró antes los cámaras a través de su Ministro de Economía Axel Kicillof, argumentando que el nuevo índice de inflación en enero fue de 3.7 por ciento.
Ante el inminente crecimiento de la inflación nuestro economista de cabecera se basó en dos hipótesis: un aumento de la inflación estacionada en un 36 por ciento y que debido a esto el gobierno nacional incremente en septiembre próximo el haber jubilatorio en aproximadamente un 15 por ciento.
Partiendo desde esos números se estima que la mínima que cobrarán nuestros jubilados será de 3170, la media percibirá 5120 pesos mientras que los pensionados alcanzarán los 2480 de la misma moneda. Esto supone en el año un aumento del 26 por ciento.

Suponiendo que la inflación alcance el 36 por ciento como ya lo hemos citado la pérdida anual de los jubilados que cobran la mínima será de 3800 pesos, el promedio 5600 y los pensionados perderán en el año 3200 de la misma moneda.

En este universo de números trataremos de ser más explícitos. Las personas de la tercera edad que reciban la mínima perderán por mes 315 pesos, en el caso del promedio 467, y los pensionados 265 pesos mensuales.

Definitivamente una verdadera aberración para nuestros viejos que aportaron durante toda una vida y lo único que reciben son solo cachetazos de un gobierno que de a poco se ahoga en su propia incapacidad.

Los comentarios están cerrados.