Deportes, Fútbol

Dos heridos por un enfrentamiento entre barras de Almirante Brown y Aldosivi

Tras el empate 1 a 1 entre la “Fragata” y el “Tiburón” en Isidro Casanova, los hinchas locales emboscaron a los visitantes. Se produjo un tiroteoDos personas fueron trasladadas al hospital Paroissien. Hay 40 detenidos

Un nuevo hecho de violencia en el fútbol se registró esta tarde, tras el encuentro que disputaron Almirante Brown y Aldosivi por el torneo Nacional B, al producirse una presunta emboscada de los hinchas locales a los visitantes.

Luego del partido, un grupo de hinchas del equipo bonaerense atacó los micros en los que se trasladaba la barra de Aldosivi, y se produjo un sangriento enfrentamiento que incluyó disparos y pedradas.

Tras la intervención policial, fueron detenidas 40 personas, y al menos dos hinchas del conjunto marplatense debieron ser trasladados al hospital Paroissien, de Isidro Casanova, donde están internados fuera de peligro.

De acuerdo a distintas versiones recogidas por la agencia Télam, dos de los micros que conducían a simpatizantes del `Tiburón` por la Ruta 3, una vez concluido el juego, fueron interceptados por una de las subdivisiones de la barra del `Mirasol`, que la emprendieron a balazos contra los vehículos.

Ayer, en otro partido correspondiente a la segunda categoría del fútbol local, hinchas de Rosario Central robaron una bandera de Patronato y se la exhibieron a la parcialidad rojinegra durante el entretiempo, lo que causó el comienzo de una serie de incidentes entre simpatizantes de ambos equipos y la demora en la reanudación del partido.

Luego del primer gol de Patronato, a los 46 minutos de la etapa inicial, y del pitazo de Carlos Maglio para determinar el descanso, en la tribuna de Central se desplegó una extensa bandera rojinegra.

Los hinchas locales reaccionaron de inmediato y los proyectiles de los dos ladosfueron el común denominador del momento. La policía tuvo que interceder con gases para lograr disipar a los violentos, pero el inicio del segundo tiempo estuvo demorado diez minutos hasta que volvió la tranquilidad al estadio.

Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*