Ciudad, Policiales

Detienen a dos integrantes de peligrosa banda de ladrones

Dos delincuentes que intentaban violentar el portón de un garage de una casa ubicada en Quintana al 1600 durante la madrugada de hoy fueron detenidos por personal policial perteneciente a la Comisaría Segunda que se encontraba patrullando la zona.

Los delincuentes, que ya habían saltado una reja de 2 metros para llegar hasta la puerta de la vivienda, cuando se percataron de la situación comenzaron a correr, generando una persecución de unos 150 metros que pudo ser detenida por los policías de la Segunda, acompañados por el Gabinete de Prevención de Subcomisaría Casino.

El propietario de la vivienda, que se encontraba en el primer piso, no se percató de lo que ocurría en el exterior y cuando tuvo conocimiento de los hechos le explicó a la policía que habitualmente no se encontraba en su casa en ese horario ya que trabajaba de noche.

En ese momento, teniendo en cuenta lo que la víctima relataba, la policía identificó a ambos delincuentes y pidió antecedentes.

De nombres Martín Eduardo Belis, con 31 años y Guido Roman Koch con 29, se pudo establecer que pertenecían a una peligrosa banda que ya había sido diezmada en el mes de diciembre del año pasado.

Belis, por su parte, registraba antecedentes por diversos delitos de “Robo Agravado” y es hijo de un hombre que junto con otros dos ladrones habían sido detenidos en jurisdicción de la Comisaría 9º por el asalto a una vivienda de la zona.

En tanto, Koch, había sido parte de un sangriento robo que tuvo lugar en el mes de diciembre de 2006, cuando acompañado de otros dos sujetos, intentaron asaltar un camión de caudales en la puerta del Supermercado Toledo de la calle Guido y Balcarce. En aquel entonces, intervinieron efectivos de la Comisaría Primera que en medio de un tiroteo abatieron a los dos acompañantes de éste delincuente.

Anoche, a la hora de arrestarlos, el personal de la Comisaría Segunda secuestró también un morral que contenía una pinza y tres destornilladores de distintos tamaños con los que habían querido abrir las dos hojas centrales del portón de la casa.

En el hecho intervino la UFI  Flagrancia, que confirmó lo actuado y dispuso el alojamiento de los ladrones en Alcaidía local.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*