Ciudad, Política

Desde la UCR critican los superpoderes y la autonomia municipal

 

 

Carlos Fernandez en el senado
Carlos Fernández en el senado

 

 

La Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires aprobó el proyecto de Presupuesto para el ejercicio 2014 y el Presidente del Bloque de Senadores de la Unión Cívica Radical, Carlos Fernández, opinó sobre estos temas. La lógica aprobación del endeudamiento, en el contexto de la disidencia sobre temas y modos puntuales.

“Fué un debate importante. Lo más importante era que la Provincia tuviera una herramienta de gobernabilidad que era el presupuesto. Obviamente nosotros votamos en disidencia a una serie de artículos, marcando claramente cuales son nuestros puntos de vista diferentes. Y esto tiene que ver principalmente con facultades delegadas desde la legislatura al poder ejecutivo para que este pueda modificar partidas, lo que a nuestro juicio distorsiona claramente la cuestión presupuestaria. Nuestro voto negativo tiene que ver también con algunas decisiones de inmiscuirse en lo que es la autonomía municipal quitando recursos de coparticipación municipal por parte de la provincia para distribuirlos de una manera distinta a la que decida el municipio en cuestión”, fundamentó el senador radical.

“La realidad era que estábamos discutiendo el medio por ciento de 180.000.000 que es el monto total del presupuesto y lo que más había tomado fuerza en la discusión pública era el tema del impuesto inmobiliario urbano-rural que era de 900 millones de pesos. En ese sentido nos parece bien que el gobernador haya reflexionado, retiró de la ley fiscal lo que tenía que ver con los incrementos impositivos tal cual se lo habíamos solicitado y obviamente acompañamos esa decisión. Lo que también se dió en el debate fue el tratamiento de algunos otros temas que no figuran en el presupuesto pero que marcan la ausencia de políticas activas por parte del Estado provincial, por la falta de discusión del esquema de distribución de los recursos públicos, ya que hay una enorme concentración a nivel nacional y esto imposibilita que la provincia destine recursos a políticas activas a nuestro juicio centrales que tienen que ver con cuestiones conexas a la prestación de servicios, que es la discusión habitual: educación, salud, seguridad, pero además hay que discutir cómo está el sistema productivo de la Provincia de Buenos Aires, cómo acompañamos el proceso productivo que tiene que ver con la generación de empleo, con la calidad de vida de la gente, y en nuestra provincia y en nuestra región muchos de los sistemas productivos están en crisis a raíz de la falta de competitividad y puntualmente podemos nombrar lo que pasa con la industria metalmecánica, la lechería, el trigo, la falta de una política granadera adecuada, tiene que ver con la crisis que está atravesando la industria pesquera y naval. Nuestras economías regionales tienen los mismos inconvenientes que padecen las economías regionales de otras provincias del país. Estas cuestiones se resuelven en la medida que existan políticas activas por parte del Estado, que están absolutamente ausentes producto de la falta de un financiamiento adecuado, que es la consecuencia de una inequitativa utilización de los recursos públicos”, ahondó Fernández en su análisis.

“Dentro de un año vamos a volver a discutir cómo nos volvemos a endeudar porque además cuando vos hacés una obra de infraestructura, una ruta por ejemplo, los beneficios de esa obra lo van a disfrutar varias generaciones por lo tanto es lógico que lo financies a través de créditos, por lo tanto todos los años vas a discutir endeudamientos. El tema es cuál es el endeudamiento que tenemos, cómo lo ordenamos y a qué tasas. Podríamos haber tomado muchos créditos a tasas muy baratas, es lo que ha hecho todo el mundo excepto nosotros que nos aislamos internacionalmente. El aislamiento de Argentina también genera el aislamiento de la provincia de Buenos Aires”, sentenció Carlos Fernández.

 

Los comentarios están cerrados.