Ciudad, Policiales

Denuncian cuatrerismo en Mar del Plata

Un hombre denunció el envenenamiento de una de sus yeguas que además estaba preñada, en su establecimiento del Bosque Peralta Ramos, ayer por la noche.

El animal fue encontrado con un pedazo de pan en la boca, que luego fue confirmado por un veterinario, contenía grandes sustancias tóxicas.

El dueño del animal se mostró ante los medios locales conmocionado e impotente y aseguró que no es el primer caso, sino que por el contrario, se trata de un hecho común en la zona.

Los vecinos se manifestaron preocupados por la dimensión que tomó el tema, ya que en una semana mataron y robaron más de 12 caballos que luego comercializan en el mercado negro.

Según pudo sondear mdphoy.com los hechos tienen las mismas características:

– Se producen siempre de noche

– En pocos casos dieron con los autores materiales, menores de edad.

– Cortan los alambrados para ingresar a los predios.

A fines del mes pasado, en una semana fueron robados más de 25 caballos en los barrios Parque Hermoso, Acantilados y Serena.

¿Para qué?

La venta ilegal.

Quienes se ocupan de matar a los cuatro patas reciben unos 100 pesos “por cabeza”, luego los que deciden faenarlos y venderlos en el mercado ilegal, teniendo en cuenta la suba en la demanda de carne y que por caballo se puede sacar unos 300 kilos, consiguen tener una ganancia de aproximadamente unos 1500 pesos por unidad.

Desde Bromatología y el Senasa, advirtieron a través de mdphoy.com que éstas ventas truchas de carne son muy difíciles de detectar por la falta de control en el proceso que va desde la salida del animal de un establecimiento y llega a ser comercializado en la carnicería. En tanto, pidieron a la población que presten atención a los cortes y el tipo de carne, ya que hay un gran riesgo en la salud.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*