Ciudad, Policiales

Delincuentes interrumpen el suministro eléctrico y luego se llevan los cables

De acuerdo a lo informado por personal de la distribuidora de energía, antes de realizar el corte de los conductores, los ladrones interrumpen el suministro eléctrico, y luego proceden a la sustracción de las líneas.

El último de los hechos delictivos tuvo lugar en el Establecimiento Brandinelli, campo privado por donde atraviesa una línea de media tensión, de la cual fueron sustraídos 1.500 metros de cable. En ese  mismo lugar, días antes,  los delincuentes se habían apropiado de un transformador, con idéntico accionar. En todos los casos, personal de EDEA efectuó las denuncias policiales correspondientes.

Si bien el robo de cables es una tarea riesgosa, los autores demuestran tener un  conocimiento acabado de cómo deben proceder, contando además con las herramientas necesarias para llevar a cabo el trabajo que, por lo general, es realizado en horas de la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*