Arte y Cultura, Teatro

Del cortometraje al teatro

La experiencia es singular, y resulta la inversa de lo que se da habitualmente, cuando es el cine el que toma ideas del teatro, intentando convertirlas en material cinematográfico. En el caso de Síndrome, tenemos al realizador local Adrián de Llano involucrado con la puesta en escena de una pieza teatral que, si bien no es la adaptación de ninguno de sus cortos, pone nuevamente al amor y sus consecuencias como tema central.

Síndrome se estrenará hoy a las 21 en la Sala Melany del Centro de Arte MDQ (San Luis 1750) y cuenta con dirección y puesta en escena del citado De Llano, más el protagónico de Pablo Silveira. Es un monólogo que parte de una pregunta: ¿cuánto estás dispuesta a dar por amor?

Precisamente este es el gran tema que parece bordear la obra del director, ahora también en el teatro. En la obra se indaga en la relación que mantienen, desde hace 20 años, Diana y José. Qué hace que estas dos personas sigan juntas, por qué lo hacen, cuáles son las consecuencias de tal dependencia, son algunos de los asuntos que parece querer responder este trabajo.

El amor y sus peripecias eran centrales también en Vestigios y en el reciente Involución/Moksha, que se vio en el último MARFICI. Pero también son parte de la obra de Controversiafilms, la productora de donde surgen los trabajos de De Llano. Sin embargo su punto de vista se corre de las historias románticas para hablar del desamor y de lo que sucede cuando los vínculos se rompen.

Habrá que ver, entonces, cuál es el resultado ahora que se abandonan las formas de la realización audiovisual y se pasa a la inmediatez del teatro: un espacio con otros códigos y fundamentos. Síndrome cuenta además con la asistencia de dirección de Celeste Casartelli; el vestuario de Celeste Casartelli; la producción general de Luciana Doménica.

Los comentarios están cerrados.