Ciudad, Información General

Decomisan 1.000 kg. de pescado en mal estado

El hecho se originó luego que inspectores de esa área observaran que el camión que lo transportaba fuera volcando líquido por la vía pública. Al arribar a ese sector que no solo el vehículo no contaba con la habilitación correspondiente, sino que acababa de descargar allí 500 cajones, 55 de los cuales contenía pescado putrefacto.

 Cabe señalar que el procedimiento del que tomaron parte media docena de inspectores de la Delegación portuense, y que contara además con la presencia de funcionarios del Senasa, se cumplen a expresas directivas del Ejecutivo Municipal, preocupado por la salud de la población.

 Según se pudo saber , la materia prima secuestrada  en la empresa Ostramar, cuyo titular Luciano Caputo en un primer momento se negaba a rubricar el acta levantado, había llegado al puerto marplatense en las bodegas del pesquero “Santa Bárbara” que formaría parte de uno de los barcos con que cuenta esa pesquera.

 Uno de los veterinarios a cargo del operativo, Carlos Liden , del Departamento de Pesca de la Delegación Municipal del Puerto, en diálogo con la prensa dijo que “Lo que estamos haciendo, son los procedimientos rutinarios que es controlar el transporte de pescado. En este caso puntual, observamos en la vía pública un camión que en su transitar desechaba líquido en la vía pública, procedimos a inspeccionarlo al llegar a esta Planta, y descubrimos que 55 de los 500 cajones que llevaba, se encontraban en mal estado, además de no tener la habilitacion correspondientre para este tipo de transporte” .

Mas adelante indicó que “por esta razón fue que se procedió a labrar el acta correspondiente ya que no estaba apto, ni para elaborar y menos para su consumo”, acotando que (en ese momento) “estamos esperando la presencia del SENASA para efectuar el descomiso”

 Al ser preguntado sobre la cantidad de pescado putrefacto, detalló que “son cincuenta cajones de merluzón  y unos cinco cajones de abadejo”, aclarando que “seguramente es el primer pescado que se ha capturado y que evidentemente, no fue guardado bajo las condiciones óptimas”.

Al indagárselo acerca sobre si esa inspección no debería hacerse en el Puesto de Control que comparten Senasa, Municipalidad , Pesca Provincia y  Prefectura ,o solo se limitaba al control de la papelería que cada transporte llevaba, fue cauto en su declaración al decir que “hoy nosotros estamos visando solo la carga…”, para responder  cuando se le consultó los motivos por los cuales no se cumplía en toda su plenitud la verdadera función del Departamento de Pesca Municipal que “existen diferentes motivos por lo cual hace que se haya distendido un poco ese control”.

 Por último cabe señalar que personal de SENASA , encargado del control de Ostramar, mantuvo un entredicho con periodistas que cubrían el procedimiento que se efectuaba en el corazón industrial del puerto marplatense.

Los comentarios están cerrados.