Política

De la Ruta 2 al Congreso: El reclamo autonomista de Quequén llegó a Diputados de la Nación

El reclamo de reparación histórica por la autonomía de Quequén llegó este fin de semana a la diputada nacional Victoria Donda que junto a Jorge Ceballos, secretario general del Movimiento Libres del Sur en la provincia de Buenos Aires, recibieron a una comisión de vecinos autoconvocados por la autonomía de Quequén en Mar del Plata para poder comenzar a trabajar por una solución del conflicto que se avecina esta temporada.

Es que los mismos vecinos plantean que no cederán en la postura de impedir la normal circulación en la ruta 2 ya que el proyecto que han presentado en la Cámara de Diputados de la provincia para declarar la autonomía está por perder estado parlamentario por no ser tratado por el oficialismo, a pesar de los esfuerzos del bloque del Frente Amplio Progresista de avanzar con la autonomía.

El último fin de semana largo, los vecinos de esta localidad hicieron sentir su reclamo en la ruta 2 advirtiendo en sus volantes y carteles que “Sin autonomía para Quequén no hay temporada en la costa”.

 

Cada vez con más fuerza y organización, aquel grupo que surgió hace casi dos años en la “carpa de la esperanza” en el puerto de Quequén, viene impulsando el reclamo y el debate sobre la autonomía municipal. En la última manifestación, de más de doscientos quequenenses y a más de 200 kilómetros de su ciudad, se vio una inmensa carpa blanca, baño químico, grupo electrógeno, pancartas, volantes, un potente equipo de sonido, y al fondo los asadores preparando a la leña el almuerzo que, según los mismos autonomistas, hasta la policía que los vigilaba se acercó a pedir probar.

Pero esta historia empieza con un grupo de vecinos que recogiendo una bandera histórica que tiene ya casi 70 años armaron la carpa y recuperaron la esperanza de miles de quequenenses cuyos padres y abuelos ya habían dado la batalla legal y social para conseguir la autonomía.

Ejemplo de esa lucha es la de Marta Acacio, fundadora de la carpa, trabajadora social y dirigente autonomista que falleció a los 51 años el 12 de mayo de este año y que hoy ocupa su lugar en las banderas que llevan a cada acto, asamblea y movilización los autonomistas de la “Carpa Blanca”.

Durante la reunión con los dos dirigentes nacionales del Frente Amplio Progresista que tiene como máximo referente a Hermes Binner, se pactó el compromiso de llevar esta preocupación a la mesa provincial del FAP para poder actuar con más contundencia en la Cámara de Diputados de la Provincia, y además trabajar en la elaboración de un proyecto de preocupación debido a la cantidad de demandas autonomistas que existen en el territorio bonaerense que no son tratadas con la seriedad necesaria por el oficialismo, tanto del sciolismo como del kirchnerismo.

También en la reunión estuvo presente el dirigente seccional Juan Pablo Malagutti, quien en las últimas elecciones fuera candidato a diputado por el Frente Amplio Progresista y que desde hace meses viene acompañando, junto a la gente de Libres del Sur de la sección, el reclamo de los vecinos quequenenses.

Al hacer referencia al caso puntual de Ququén la diputada Donda planteó: “Es inaudito que en una época donde desde el gobierno se enarbolan las banderas de los derechos humanos, la memoria y la justicia, los representantes legislativos del Frente para la Victoria cajoneen un proyecto que viene a reparar la identidad de toda una comunidad que fue cercenada y recortada en sus derechos, además de haberse saqueado sus tierras por un decreto militar en 1979 del gobernador de la dictadura Saint Jean. Este es un ejemplo más del relato que amaga discursivamente, pero que se cae cuando aparecen las presiones de los negocios y del poder político enquistado en el interior de la provincia”.

Los comentarios están cerrados.