Jorge Elias Gomez, Política

De concejal virtual a intendente real

“Si hubiera dicho lo que iba ser no me votaban” reconoció oportunamente, el revivido políticamente el ex presidente Carlos Menem. El senador volvió a las primeras páginas, como consecuencia del anti kircherismo, ubicado en la oposición. No habla de una democracia saludable todo lo contrario. Es un amontonamiento de imprevisibles derivaciones.

Pero ni aún cuasi mayoría propia se ilumina el firmamento de los gobiernos. ¿ Cuál era la reflexión de Acción Marplatense, mientras se esperaban resultados finales del escrutinio de las elecciones del 28 J? “Si metemos 5 concejales (en definitiva fueron 7), siempre tendremos los votos, que nos falten”. Esa era el cálculo de mínima, pero finalmente se dio el de máxima y Gustavo Pulti domina con comodidad el recinto del deliberante.

Su capacidad de maniobra, para sus proyectos entre 2007 y 2009, fue puesta a prueba y resultó eximida, sin sobresaltos. Sacó todo lo que necesitó. ¿Qué se podía esperar luego del 10 de diciembre de 2009? Mayor comodidad, y es eso lo que está ocurriendo.

Pero debió pisar el acelerador para dos cuestiones trabadas. En el caso del aumento del boleto, su promulgación superó la velocidad de las máquinas tikeadoras del boleto magnético. Sólo explicable para poder zanjar un capricho. En otro caso se apeló a concesiones, para poder emitir el próximo pago del TSU, con el aumento de tasas, lo que habla de una caja famélica.

La complejidad de la situación financiera, es propia de una ingeniería aplicada a un tesoro municipal endeble. El propio S.I.M. debió meter mano, para que no cunda el pánico con el rojo del 2009. Pero el tema no se agota con voluntarismo, dado que la soga aprieta, con prisa y sin pausa.

Para colmo, no son las mejores señales, las que provienen del Ministerio de Economía, de la Nación, del BCRA y de los DNU. Se están quemando los papeles de un plan que responde a un modelo, que tiene evidencias de asfixia, asomando el flagelo inflacionario, que ya impacta en todos los bolsillos.

La M.G.P. no está exenta de este cataclismo, y los remezones se sentirán en Luro e Yrigoyen. Si el uso de las reservas cambia de rumbo y el fondo del bicentenario se evapora, habrá modificaciones en el manejo de la chequera, lo que trastocará esta música que a Pulti le suena como un violín Stradivarius. La coparticipación del impuesto al cheque a todas las provincias, no asegura un derrame tan generoso como al que se ha accedido hasta ahora. Tampoco asegura una compensación.

El intendente municipal no dejó pasar el tren. El problema es que el fuel oil no se agote, y que no haya combustible alternativo. “A Mar del Plata no la dejarán a la intemperie” se autoayudan sus primeras espadas, a modo de aliento, que esperan que el panorama económico nacional no se complique por razones políticas.

Si hay que remontarse a los discursos de Pulti, en el Concejo como opositor de Aprile y Katz, no deben quedar dudas que eran palabras virtuales, y ahora se convierten en una situación real. Russak, Aprile y Katz tuvieron su foto con el piloto amarillo. Pulti la tuvo con sus botas negras, tras la caída de 150 mm. de precipitación pluvial. La madrugada del miércoles lo sorprendió volviendo de Capital Federal, con muchas zonas de la ciudad comprometida por inundaciones.

Pulti está obligado a sostener la fiesta, no se ahogó por la falta de recursos y una estructura municipal inmovilizada. Es más (aunque no tiene más remedio) compró la fe kirchnerista, y se debate con enorme esfuerzos, para que el agua no salga de cauce. Hoy con instrumentos domésticos, levanta diques y defensas para evitar desbordes. ¿Le alcanzarán?

La modificación en el aumento de tasas, en el porcentaje ponderado hasta puede mejorar levemente el resultado del cálculo de recursos. Ha echado mano a variantes de recaudación: intenta un recupero histórico de la deuda municipal, mandó una sobretasa en salud y otra para turistas, manoteó a los empresarios de la pesca, instrumentó la (la olvidada pero siempre vigente) contribución por mejoras y no se rinde cuando más de una vez le advierten “Gustavo no hay plata…”. Lo anima haber obtenido el reconocimiento del pago de los servicios educativos

Pero lo mejor está por venir; ¿Cómo hará para frenar al belicoso Sindicato de Trabajadores Municipales? Será una negociación cruenta, allí en la masa salarial uno, dos o tres puntos, pueden ser la gloria o Batán. Hoy en términos redondos un 20 % de aumento salarial, estaría en el orden de los $ 100.000.000, un 10 % del total del presupuesto. ¿De dónde saldrán los recursos? El laboratorio mezcla todas las probetas posibles.

Mejora de la recaudación, recupero de deuda, ajustes, postergación de alguna obra planificada, etc. Pero la gran apuesta, es atar la cuota parte del servicio de alumbrado público, a la factura de los usuarios de energía eléctrica de la distribuidora EDEA. Es un mecanismo que si se afecta a las 420.000 cuentas municipales, mejorará sustancialmente el 62 y pico de la tasa de cobrabilidad.

¿Cuál será el costo para la municipalidad? Es una cuerda que se maneja por separado y por la cual se exploran, distintas metodologías. Se tratará en principio de un ítem como los tantos que existen en las boletas de la luz, que todos pagamos y no sabemos por qué. El tema es cómo será presentado, el trámite es sencillo como espíritu, EDEA actuará como agente recaudador. La empresa sostiene su recaudación, en función de la prestación de un servicio imprescindible, nadie corre con el riesgo del corte por falta de pago. El usuario estaría desembolsando, indirectamente además el pago de alumbrado público, lo cual asegura un porcentaje que hoy se estaría perdiendo en el orden del 30 %.

Hoy se cambian figuritas con el Sindicato de Trabajadores Municipales, que pretende más personal y equipamiento, para mejorar la precariedad de su atención en ese servicio. Un cálculo estimado, con bastante aproximación, indica que la hora hombre municipal es la más cara del país, cerca de los $ 50.-  impagable en cualquier empresa privada.

Por otra parte si se logra la imposición con carácter obligatorio, estaríamos frente a un remedo perfeccionado del Plan Mar del Plata I y II que implantó el ex intendente Blas Aurelio Primo Aprile, los 3 y 4 pesos de la consulta popular, que se pagaba con el impuesto municipal, y que demagógicamente derogó el ex intendente Daniel Katz. Aunque ahora sería de carácter definitivo, aunque se descontará idéntico importe del TSU. Otros municipios bonaerenses ya han adoptado este sistema, en algunos casos como variante de iniciativas privadas, que prosperan o no según las mayorías o acuerdos políticos. Esta posibilidad había sido un anticipo exclusivo de mdphoy.com, cuando Pulti era intendente electo.

El aumento de ingresos por diversos conceptos, es eje central de plan de gobierno municipal, que continúa aumentando el nivel de erogaciones, sin reparar que el engrandecimiento del gasto público, terminará por explotar, ya que no existe ni el mínimo síntoma de reacción, por si falla el respirador artificial. A su favor juega su capacidad de acuerdos con sólo uno o dos miembros de la oposición, no necesita juntar cinco, seis o siete concejales. Hasta el 2013 no habrá variantes en ese sentido, son cuatro años más, un tiempo del que no dispone ni CFK:

El jefe comunal fue un acérrimo opositor a todo este andamiaje, capaz de sostener obras públicas con fondos afectados, era por entonces un concejal virtual, ahora como intendente real muy posiblemente alcance su objetivo, sin consulta popular pero haciendo valer su número de bancas.  Y otra cosa es cantar con guitarra, si es eléctrica mejor.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

2 Comentarios

  1. Como siempre sus analisis echan luz sobre la situación que vive nuestro Municipio, hoy atado a las decisiones en materia de politica económica del orden provincial y nacional. ¿Alcanzarán los fondos para hacer frente a tanto reclamo social? En esta puja de intereses sectoriales, ¿habrá lugar para repensar la Argentina con vistas al 2011? Pulti goza de un buen margen de maniobra, pidamos que no lo desperdicie.

  2. Para colmo, no son las mejores señales, las que provienen del Ministerio de Economía, de la Nación, del BCRA y de los DNU. Se están quemando los papeles de un plan que responde a un modelo, que tiene evidencias de asfixia, asomando el flagelo inflacionario, que ya impacta en todos los bolsillos

    Las ventas aumentan cada vez más, la ruta explotó de vehículos que iban a pasar el fin de semana largo a X lugar. Cosa que también ocurrió en el verano.
    Hay inflación, sí. Pero no creo que tanta como la dibuja la oposición, clarín, tn, etc.
    Pero ¿Impacta en los bolsillos? No creo que en el de todos.
    Qué fácil es decir “Todo aumenta. No llego a fin de mes. La inflación está por las nubes” Mientras compro ropa en lugares caros, gasto plata en pavadas y preparo el auto para irme a algún lado el fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*