Ciudad, Destacado, Policiales

Cuatro años de prisión efectiva para “La Hiena” Barrios

El Tribunal Oral Criminal Nº3 de Mar del Plata lo encontró culpable del delito de “homicidio y lesiones culposas” tras protagonizar un accidente que derivó en la muerte de la joven embarazada Yamila González. Además, lo inhabilitaron por ocho años para conducir.

El boxeador Rodrigo La Hiena Barrios fue condenado hoy a cuatro años de prisión efectiva en la jornada final del juicio en el que estaba acusado de protagonizar un accidente vial que derivó en la muerte de la joven embarazada Yamila González y que provocó heridas en la conductora y una acompañante de otro auto.

El delito que le imputaron es “homicidio y lesiones culposas” y consideraron que al momento del hecho usaba el teléfono celular y luego se fugó, lo cual calificaron de “comportamiento egoísta”. Además, lo inhabilitaron por ocho años para conducir.

El Tribunal Oral Criminal (TOC) 3 de Mar del Plata que condenó esta tarde al boxeador  ordenó su inmediata detención. La decisión fue adoptada por los jueces Juan Manuel Sueyro, Oscar Alemano y Eduardo Angulo al leer esta tarde el veredicto del juicio, luego de incidentes por parte de los familiares de la víctima, que habían reclamado una pena de 12 años de cárcel.

“Queda usted detenido a disposición de la Policía de la provincia de Buenos Aires”, le dijo el secretario del tribunal a Barrios, quien ahora quedará alojado en la unidad penitenciaria de Batán, donde estuvo detenido apenas 12 días luego de ocurrido el hecho, el 24 de enero de 2010.

La defensora oficial de Barrios, Carla Auad, adelantó esta tarde que apelará la condena a cuatro años de prisión que recibió su defendido. Mientras que la madre de Yamila González explicó que irán “a Casación porque no hay cosas en que no estamos de acuerdo”.

La audiencia comenzó alrededor de las 17 en la sala II de la Cámara de Apelaciones, ubicada en el primer piso del Palacio de Tribunales de Mar del Plata.

El miércoles pasado, el fiscal Oscar Deniro había solicitado en su alegato que La Hiena sea condenado a tres años y seis meses de prisión efectiva por el “homicidio culposo” de González y una inhabilitación de ocho años para conducir.

En tanto, Adrián Rodríguez, abogado que representa a Graciela Morales, madre de Yamila, había pedido que Barrios sea condenado a 12 años de prisión de cumplimiento efectivo por “homicidio simple con dolo eventual”. Mientras que la defensora oficial Carla Auad, solicitó al tribunal la absolución de Barrios y, en caso de no ser así, lo condene a la pena mínima legal de dos años en suspenso por el delito de “homicidio culposo”, sin objeción para cumplir con las reglas de conductas a través de trabajos voluntarios en una entidad pública.

Carlos Pelliza y Daniel Laborde, abogados de la conductora del Fiat 147 Guillermina Molina, pidieron en sus alegatos dos años de prisión para Barrios por el delito de “lesiones graves culposas” en perjuicio de Molina y, además, 4 años de inhabilitación para conducir. De la misma manera se expidió Julio Ginocchio, representante de Guillermina Correa, acompañante de Molina al momento del choque.

El hecho por el cual se juzgó a Barrios ocurrió cerca de las 16.15 del 24 de enero de 2010, en la esquina de avenida Independencia y Ayacucho, a unas diez cuadras del centro de Mar del Plata. El boxeador conducía una camioneta BMW X5 y embistió la parte trasera de un Fiat 147, conducido por Molina, quien estaba a punto de detenerse en esa esquina por la luz roja del semáforo.

A consecuencia del impacto, el Fiat 147 se deslizó y atropelló a cuatro peatones que se aprestaban a cruzar la avenida Independencia, entre ellos González, quien falleció horas más tarde en el hospital Interzonal General de Agudos Oscar Alende de la ciudad balnearia.

Tras el hecho, Barrios se dio a la fuga, colisionó con una camioneta Ford F100 a la altura del denominado “camino viejo” a Miramar, y tras descender y observar que no había heridos siguió su marcha.

Unas seis horas más tarde el boxeador se entregó a la policía y estuvo detenido 12 días en la Unidad Penal XV de Batán, hasta que fue liberado el 5 de febrero de ese mismo año por un fallo de la sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Mar del Plata.

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*