Política

Cuando un generoso esfuerzo puede resultar insuficiente

Las especulaciones surgen de un juego de probabilidades, en los porcentajes obtenidos el 14 de agosto y proyectados al 23 de octubre, tomando como base lo que ya el electorado expresó en las urnas y las fluctuaciones que podrían sucederse una vez eliminados 10 de los candidatos, lo cual nos ubica en un nuevo universo de votos.

PRIMARIAS

Pulti 33 %, Baragiola 13 %, Cheppi 11 %. Otros a intendentes 43%, de los cuales los que más votos sacaron fueron Carlos Arroyo con un 8 % y luego José Cano con el 5 %.

Cristina como referente electoral predominante, en el orden nacional en el momento de la tracción de votos: 50 %

REFLEXIONES:

El votante de Baragiola sigue igual. Si se mueve, irá para Cano por el arrastre de Binner, o para Pulti, para que no gane el Frente Para la Victoria, o sea que el 13 % de Baragiola no se mueve (hipótesis a favor de Cheppi)

Los votos de Arroyo no se alteran, si lo hacen van a parar a cualquier lado menos a Cheppi ubicado en las antípodas. Es muy poco probable que vayan a Cheppi, digamos los de Arroyo no se modifican bajo ningún aspecto

Pulti tiene 33 % de los votos compuestos por 52 % de los que votaron a Cristina es decir 26 puntos (50 x 0.52) Vamos a hacer la hipótesis de que pierde votantes de Cristina que pasan a Chepi algo poco probable, por las adhesiones peronistas que tuvo luego de la interna. Digamos que cae al 45 % como se supone que Cristina va a sacar el 53 % significa que Pulti de ese lado obtiene 24 puntos. Luego sacamos el 10 % de Arroyo y sacamos otro 10 % de votantes a terceros candidatos; quedan para repartir de los votantes que no son de Cristina (100 menos 10 de Arroyo menos 10 de otros menos 53 de Cristina quedan 27 %) De ese 27 % si Vilma mantiene los 13 puntos quedan 14 %. De este 14 % una pésima elección de Pulti es obtener el 70 % es decir 10 puntos.

Una hipótesis muy poco probable, es decir que solamente el 10 % del 47 % de votantes que no votan a Cristina lo van a votar a Pulti. Con esos números Pulti tiene un piso de 24 puntos que vienen de Cristina y 10 puntos de votantes de no Cristina es decir, un piso mínimo de 34 puntos.

En la hipótesis anterior, Pulti sólo crece 1 punto sobre lo obtenido en las primarias.

Ahora bien Cheppi obtuvo 11 puntos, para llegar a 35 puntos y ganar tiene que:

a) Obtener el 55% de los votos que voten a Cristina es decir 53 x 0.55 = 29 puntos

b) Obtener 6 puntos de votantes que no votan a Cristina, es la última hipótesis es muy poco probable, pensar que a Cheppi lo van a votar personas que no voten a la presidenta.

CONCLUSION: La peor hipótesis para Pulti es igualmente muy difícil de alcanzar por Cheppi. Para que éste gane tendría que provocar que el 70 % de los votantes de Cristina lo voten a él es decir 37 % y que Pulti obtenga el 30 % de Cristina 16 % y sólo el 30 % de los otros votantes es decir 14 %, lo que le da un total del 30 %, 10 % menos que lo obtenido en la primaria.

Los comentarios están cerrados.