Ciudad, Información General

Cuando los “tachos” hablan no hay estadísticas que ganen

Con más de 50 años de patear arenas, boliches de onda turística, engordar el colesterol., alimentar la diabetes  y la panceta,  hemos desarrollado un “ojo clínico” (perdón por la inmodestia) que aprendió a leer la calle, las playas, La Noche del Ruido, las galerías, los teatros, los cines, y todas las ofertas turísticas que ofrecen las ciudades “balnearias” (¿cuándo dejaremos de usar lo de Balneario?).

Y como por la edad ,la vista, las latentes amenazas  del “alemán furioso”, y  ya que no me renuevan el Carné de  conductor, mis hijos, sabios ellos, me vendieron los autos y guardaron la guita en mi banco, (Que  dice el mayor, contador) ya hice puré.

Fue su última y amorosa admonición. Acompañada por un cariñoso “ si seguís así, papá,  no  te va a alcanzar para el geriátrico”

La cuestión es que día por medio, al menos, salgo en “tachos” de “gira artística”: aprovisionamiento domiciliario, bancos, compromisos sociales y de los otros, kinesiólogo, personal trainer (los que me llaman por fono por la mañana abstenerse) no estoy  casi nunca. Y como me subo el asiento del acompañante, a veces mateada incluida, es como ir al psiquiatra. Y voy sacando, día a día, el ”resultado de la Temporada”. En lo que va de enero, que ya fenece (29, ñoquis) el 75 % de los amigos tacheros calificó el verano como “ malísimo”, el 20 % restante (según parada) como malo y el 5%, como regular. Y lo de regular es porque ,el tacho de esa parada, atiende, por razones de ubicación, aun 100% de marplanautas locales.

REPOSERA Y MATE A LAS DIEZ

Hace unos días, (nublado y sin playita) en que caminaba desde el Kinesiólogo hasta la “parada Céntrica” (Colón y San Luis), una cola de 15 tachos, con los “ferchos” en la vereda, chalando, tenía uno, tirado como turista de sol y playa,  en una reposera, termo y mate en ristre, que ante mi saludo jocoso me dijo” Y que queris, gordo…ya que no hay laburo, yo también hago de turista de baldosas, y me tuesto…”

No sé qué  dirán las “estadísticas” de laboratorio (me consta hechas por profesionales capacitados, pero absolutamente dependientes de la “autoridad competente” y “factores de poder”)  que dicen que las maquillan. Seguramente expresaran otra cosa  (al menos las que se den a publicidad, si es que se dan).Pero los tachos amarillos, que no le deben otra “obligación” que a sus faltriqueras flacas, dicen lo que hemos escrito.

 Por contarlo, tal vez seamos tildados de enemigos de la “Imagen” de Mar del Plata. PERO HACER DE AVESTRUZ, Y METER LA CABEZA EN LA ARENA DE NUESTRAS PLAYAS Y QUEDARmE CON EL CULAZO AL SOL, NO “MUSTIA”

Parecería uno de esos monos de zoológico, ¿viste?.  Y prefiero hacer monerías en la compu. Me saca el estrés y me deja más tranqui con mi conciencia. Soy turistologos desde hace 63 años. Cambiar ahora, sería un desatino

Quelevachaché

LUCHO MARTINEZ TECCO

 (el “Tacho” dependiente)

Los comentarios están cerrados.