Arte y Cultura, Teatro

Cuando la danza se acerca a la realidad

Para muchos, la danza clásica es un arte refinado y superior, pero no deja de ser en la actualidad una forma distante, aunque placentera. Aunque siempre existen esos artistas que ven la ausencia e intentan completarla. Montserrath Oteguí es de esas personas: con Almica, el espectáculo que presenta hoy a las 21:30 en el Aula Magna de la Facultad de Derecho (25 de Mayo 2865) hace que las distancias entre el ballet y el público se acorten.

Con música en vivo de Raúl Bao, Almica se presenta como una propuesta diferente, no sólo para la frivolidad del verano, sino además para la propia danza. La artista invita a través de este espectáculo a reflexionar sobre diversos temas que nos involucran como sociedad: una voz en off introduce al espectador, lo que luego el bailarín interpretará coreográficamente a través de un lenguaje clásico y neoclásico.

Este espectáculo está construido en un acto y doce escenas, donde cada bailarín se enfrenta al desafío de interpretar con coreografías clásicas y neoclásicas, pensamientos que van desde el amor a la soledad, pasando por el destino, el miedo, la búsqueda del reconocimiento y el anhelo de sentir a Dios.

La música es original y fue compuesta especialmente para cada cuadro, mientras que la puesta de Almica le pertenece a la propia Oteguí. La bailarina ha actuado sobre los escenarios más importantes del mundo y ha decidido continuar su carrera en Mar del Plata: su compañía está integrada por Paula Dozo, Patricia Belaunzarán, Noelia Nabarro, Rocío Alvarez, Fernanda García, Natalia Casamayor, María Moyano, Santiago Roura y Matías Rubio.

Los comentarios están cerrados.