Política

¿Cuál es la verdad del conflicto docente?

scioli-duraznito

Conflicto docente extendido excesivamente ¿pero, quien es el responsable?

A través de una importante parte de los medios de comunicación ¿sabemos realmente la verdad de lo que se discute?

El gobierno provincial dice: “les estamos dando un 30,9%”. Por el otro lado, los dirigentes docentes han venido señalando que esto es sólo para el 20% de los trabajadores de la educación, el otro 80%, en la propuesta oficial, sólo recibe poco más de 21%. Entre un porcentual y otro queda casi un 10% en el camino de la verdad de una mayoría casi absoluta.

En algunos importantes medios lo ofrecido sigue siendo el 30,9%, en titular y con foto en tapa de Daniel Scioli. Si se muestra la versión docente, el 21% para el 80% de los educadores, va en letra chica, como en los contratos donde la “buena” va en negrita, destacada y la “mala” en chiquita, escondida.

En esta impunidad informativa, no se ve, por parte del gobierno provincial, la intención de desarmar con razones las verdades de los docentes. Insisten en que se ofrece el 30,9%, con el visto bueno de esos medios que no cumplen, creo que intencionadamente, en forma racional la función periodística mostrando a la sociedad en un todo el trasfondo del conflicto.

En síntesis, no se sabe la verdad de lo que se conversa y en tanto y en cuanto, cada cual se queda en su razón sin que sepa la sociedad la verdad, no hay solución.

¿Y qué tiene que ver el común de la gente en todo esto? La gente puede y debería presionar, para el lugar adecuado, en tanto y en cuanto tenga un panorama cierto. En definitiva, los chicos son de la comunidad bonaerense y los dineros que se discuten provienen de los impuestos que pagamos todos.

Lo curioso de este blindaje periodístico para el porteño gobernador de la provincia, es que aparece cuando él ha cubierto la mayoría de los medios y de los programas políticos, con publicidad provincial, que todos pagamos. Avisos del Banco Provincia que finalizan con “Gobernador Daniel Scioli” y así, con esa conclusión, van los de Arba y otros organismos bonaerenses.

Y aquí entramos en otro terreno. Otra vez nuestro dinero usado para el ego, para la campaña o no se sabe para qué otro fin.

En Mar del Plata, todas las temporadas tenemos, en tiempos en que Scioli se postula para algo (lo que siempre hace “con paciencia, con voluntad, con trabajo”), su nombre mostrado en camiones, camionetas, móviles de todo tipo, escenarios, etc. A veces pienso que quizás no se puede convencer de que es gobernador y tiene que verlo escrito. Sin el “quizás”, yo tampoco me puedo convencer de que sea gobernador de nuestra provincia, pensando que yo como usted, bonaerense, está en mejor situación que Scioli para la primera magistratura provincial. Al menos somos bonaerenses. Pero no me comiencen a votar, no me postulo, no me da el cuero y no manejo ni manejaría así los dineros públicos.

Pero algo más de Scioli y sus formas. Como muestra, un botón. En enero hubo una pelea internacional. Se abrió el Centro de Educación Física (en reparación) para esto, todavía con pintura salpicada por aquí y por allá y luego se cerró. Fue sólo una puesta en escena no para el boxeo, o para Mar del Plata, fue para Scioli. También el museo de arte contemporáneo sirvió para el show cultural sciolistico, con una tremenda inversión, mientras hoy vivimos el problema educativo, curiosamente también cultural, que no sólo se queda en el conflicto en sí, también está la falta de pago a los proveedores para los comedores escolares, la estructura deficiente, etc.

Bueno, una más, Scioli reforzó la comunicación, hizo cambios en esa estructura que no tiene límites presupuestarios. Conclusión, para un propio proyecto personal alcanzan los dineros, para lo importante en la provincia no.

Por todo esto es que el conflicto no tiene fin. La verdad, contada en un todo, seguramente tendría la solución.

MIGUEL TOSCANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*