Arte y Cultura, Cine

Corre por tu vida

Por Mex Faliero

Destino final 5 (5nal destination / EE.UU. / 2011 / 92 minutos)
Dirección: Steven Quale
Intérpretes: Nicholas D’Agosto, Emma Bell, Miles Fisher, Ellen Wroe, Jacqueline MacInnes Wood, P. J. Byrne, Arlen Escarpeta, David Koechner, Courtney B. Vance
Salas y horarios: Cines del Paseo (-35mm subtitulado- todos los días: 16:30 – 18:35 – 20:40 y 22:45. Sábado y domingo también: 14:25. Sábado también: 01:00) // Cine Ambassador (-3D subtitulado- todos los días: 15:40 – 17:45 – 19:50 y 21:55. Sábado y domingo también: 13:30. Viernes y sábado también: 00:00)

Ya no hay muchas sorpresas por develar, o mucho más por decir. Pero, después de todo, quién espera algo nuevo en la quinta parte de una saga como esta: parte del éxito de Destino final ha sido la repetición de un molde (un grupo de personas se salvan milagrosamente de la muerte y luego la parca se encarga de eliminarlos, uno a uno), aunque lo novedoso en todo caso es el ingenio extremo al que se recurre para poner en escena cada muerte. Como decíamos, hay aquí también un grupo de personas, preferentemente jóvenes y bellas, que se han salvado de milagro de morir en el derrumbe de un puente. A partir de allí, uno tras otro serán víctimas de hechos supuestamente accidentales, incluso torpes, que denotan el empecinamiento de la muerte en llevárselos. Si bien la primera de la saga tuvo algo de especular sobre el destino y esas cuestiones filosóficas, a partir de la segunda el tono comenzó a ser más de comedia negra, algo que explotó considerablemente en la tercera. Entonces, nadie espera algo nuevo pero sí un entretenimiento truculento y divertido, con algo de humor físico, en esta especie de reversión en clave tragicómica de El juego del miedo: hay creatividad en mostrar la muerte, pero no hay lección de vida y todo se parece mucho más a un cartoon que se va de los límites.

Mi primera boda (Idem / Argentina / 2011 / 102 minutos)
Dirección: Ariel Winograd
Intérpretes: Natalia Oreiro, Daniel Hendler, Imanol Arias, Pepe Soriano, Soledad Silveyra, Daniel Rabinovich, Marcos Mundstock, Martín Piroyansky, Muriel Santa Ana, Gabriela Acher, Gino Renni, Clemente Cancela y Sebastián De Caro
Sala y horarios: Cinema Los Gallegos (-35mm en castellano- todos los días: 19:45 y 22:00. Sábado también: 00:15) // Cine Ambassador (-35mm en castellano- todos los días: 16:00 – 18:10 – 20:20 y 22:35. Sábado y domingo también: 13:50)

Hace unos años el director Ariel Winograd debutaba en el largo con Cara de queso, un film que tras su crítica al mundo de los countries y a la década menemista del consumismo y el materialismo atroz, escondía una comedia. Comedia que podía ser perfecta y fallida, comedia que se valía de la ridiculez de ciertos ritos, satirizados en sus clichés y su iconografía: había una fiesta de camisas de Charro que era decididamente delirante. Pero lo político terminaba anulando un poco las posibilidades del humor. En Mi primera boda, Winograd parece desentenderse de los temas importantes y dedicarse exclusivamente a la comedia: para tal fin, cuenta con uno de los mejores elencos que pueda tener una comedia nacional, con la reina del género como es Natalia Oreiro (a esta altura un recurso humano, un material que es pura chispa cómica), Daniel Hendler y un joven maravilla como Martín Piroyansky. La historia es bien sencilla: en medio de una boda a celebrarse en una gran casona, un suceso que en efecto bola de nieve termina agigantando lo ridículo. Si bien el concepto remite a la reciente Muerto en un funeral (un montón de personajes, un rito social, todo ambientado en una casa), los temas y las cuestiones que se abordan son bien diferentes. Todo puede confluir en una comedia divertida, y diferente para el género en la Argentina, donde el costumbrismo ha dinamitado cualquier posibilidad de risa franca.

Consultar la cartelera acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*