Ciudad, Policiales

Continúa grave el joven juninense que cayó desde un balcón

Continúa alojado en la sala de cuidados intensivos del Sanatorio Belgrano el adolescente juninense Franco Saccoccia (18 años), quien en la madrugada del viernes sufrió un gravísimo accidente en un departamento de San Bernardo, donde veraneaba junto a cinco amigos, todos oriundos de Junín.

Saccoccia presentó graves heridas al caer accidentalmente desde una altura de cuatro metros de un edificio de San Bernardo, donde estaba alojado junto a sus cinco amigos, a quienes conoce desde cuando empezaron el jardín de infantes y luego cursaron estudios en el Colegio Marianista de Junín.

Franco, quien estudia administración de empresas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cayó desde una especie de baranda ancha de material sobre la cual dormía, al girar accidentalmente hacia el vacío y no hacia el otro lado, cuando sus amigos regresaron al departamento, al que Saccoccia había arribado solo, minutos antes.

El lamentable hecho ocurrió alrededor de las 07 del jueves en el edificio de departamentos de avenida Costanera al 2700 de San Bernardo, concurrido balneario del Partido de la Costa.

El adolescente había ido a bailar junto a sus cinco amigos pero decidió regresar solo al departamento y al haberse olvidado las llaves, se acostó, a la espera de sus compañeros, sobre la baranda de un pasillo al aire libre del primer piso, que comunica las dos torres del predio.

Cuando llegaron sus amigos e intentaron despertarlo el joven giró semidormido hacia el vacío, y cayó a la planta baja, “un accidente devastador, casi incomprensible y que le provocó graves lesiones e hizo que los otros chicos, sus amigos, estén muy mal anímicamente”, dijo anoche un familiar de uno de los adolescentes amigos de Franco.

Rápido auxilio

Tras la caída de Saccoccia, sus amigos y vecinos llamaron inmediatamente al número de emergencias 911 y en ambulancia, el herido fue inicialmente derivado al hospital municipal de San Bernardo, donde recibió los primeros auxilios.

Pero, debido a la gravedad de las lesiones que experimentó, sobre todo la producida por el golpe en el cráneo, fue trasladado en helicóptero a Mar del Plata, donde quedó internado en estado reservado en la sala de cuidados intensivos del Sanatorio Belgrano.

Allí están sus padres, Marcela Césari y Héctor Saccoccia, sus familiares y de varios de los otros chicos que estaban veraneando junto a Franco, quien fue sometido a una operación que duró unas cinco horas.

(Fuente: www.diariodemocracia.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*