Política, Portada

Concejal Lucas Fiorini: “En la gran Mar del Plata el Estado está ausente”

Fiorini-vecinos

El concejal del Frente Renovador Lucas Fiorini mantuvo una reunión este viernes con vecinalistas del barrio Jardín Alto Camet. En dicha oportunidad los vecinos expresaron la necesidad de contar con una red de gas, una sala de atención primaria de salud y mayor presencia de las fuerzas de seguridad, frente a reiterados hechos de inseguridad. La visita forma parte de un programa sistemático emprendido para recibir las inquietudes de los vecinos de Mar del Plata, principalmente de aquellos lugares que por su lejanía con el centro muchas veces son postergados por la política y la gestión. Entre otros lugares también se han visitado barrios periféricos como Félix U. Camet, Etchepare y Las Heras. En tal sentido el edil massista expresó que “al menos una vez por semana emprendimos la tarea de, concluida la labor en el concejo, recorrer nuestra extensa ciudad para conversar con los vecinos. Llevamos varios barrios recorridos y aspiramos llegar a caminar toda la ciudad con miras a que los propios actores de la realidad cotidiana nos cuenten sus vivencias. Mi función como concejal es estar cerca de los vecinos para colaborar en la búsqueda de soluciones, que en algunos casos pueden ser resueltas desde el deliberativo, y en muchas otras, la mayoría, que dependerán directamente del ejecutivo municipal, controlar e intentar lograr desde nuestro lugar que exista la voluntad firme del oficialismo de dedicar gestión y recursos a estos lugares, sobre todo los que más necesitan de obras y presencia pública”.

Para Fiorini “las problemáticas planteadas son comunes, y podemos afirmar sin temor a equivocarnos que en la gran Mar del Plata el Estado está ausente, lo cual genera bronca y muchas veces desánimo, pues aquellas funciones indelegables y básicas que permiten un marco para el desarrollo de las personas y comunidades, sobre todo las más postergadas, no se cumplen, y así vemos como la seguridad, la salud y la educación, además de la infraestructura básica como luz o pavimentación, brilla por su ausencia en estos lugares, o se brinda de manera decadente y cada vez peor. El problema de los gobiernos centralizados que se fagocitan los recursos en burocracia sin gestión y hacen llegar sólo las migajas a los lugares alejados de la sede principal no se da sólo en Nación con su unitarismo práctico y su desprecio hacia el sistema federal, o en Provincia con su concentración obscena en la ciudad de La Plata, sino también en nuestro municipio, que en la práctica a abandonado las periferias. Para que en los hechos los vecinos marplatenses puedan procurarse educación, salud o seguridad, deben salir del lugar donde viven y trasladarse a otros puntos de la ciudad. El principal inconveniente hoy, nos cuentan los propios vecinos, es de la inseguridad, seguido por la necesidad de contar con salas de salud o de mejorar las condiciones de las que existen dotándolas de insumos, personal y sobre todo mayor frecuencia horaria. También se requieren mejoras en el asfalto y las luminarias, sumado a un sistema de transporte público de pasajeros que respete frecuencias y con mayores recorridos. Y por supuesto que la problemática estructural educativa también es preocupación constante”.
Consultado por la recurrente demanda en materia de salud el concejal massista remarcó que “hay una atención primaria y básica en la que el Municipio podría y debería dedicarse mejor y que hoy se brinda mal, quizás por gastar recursos con otras cuestiones no prioritarias. La gente nos dice que sacar un turno es una odisea, o la atención es demasiado escasa o muy dispersa y arbitraria. Mar del Plata tiene actualmente 42 centros de salud primaria, estancados desde hace décadas en un número que no alcanza. Además, estos centros deberían tener un personal fijo de médicos, de manera estable, y no rotar como sucede ahora, de forma de tener más compromiso con el barrio y el paciente, y con una mayor injerencia de los propios vecinos, que son quienes mejor conocen sus propias necesidades y quienes cumplen o no con su tarea”.

Para finalizar Fiorini resaltó que “hay que trabajar urgente y mucho en los barrios de la ciudad. El Municipio tiene que estar más presente y acercarse a los vecinos, ya que son ellos los que viven ahí y conocen los problemas cotidianos. Hay que avanzar en la descentralización y en el cumplimiento de herramientas como son el presupuesto participativo, financiando lo que deciden los vecinos y no posponiendo constantemente la mayoría de los proyectos como termina pasando actualmente. Creo que hay que confiar en serio en el pueblo, no desde los eslóganes y las frases hechas sino desde la delegación concreta y sustancial de recursos y responsabilidades, porque lo que salta es que lamentablemente hay instalada toda una concepción soberbia que desprecia lo que la propia gente decide y prioriza. Cuando uno transita la ciudad, cosas básicas brillan por su ausencia y eso no puede estar sucediendo en una ciudad con el potencial que tiene Mar del Plata. Para nosotros, para el Frente Renovador, lo periférico es central”.

SE AGRADECE SU PUBLICACIÓN
Marcelo Pérez Peláez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*